Medios

El contenido infantil es la categoría más popular en YouTube

En la última década el panorama de los medios fue cambiando vertiginosamente, en gran parte debido al lanzamiento de la plataforma para compartir videos YouTube. El volumen y la variedad de contenido publicado no dejan de causar asombro, y su popularidad convirtió a YouTube en la plataforma de lanzamiento ideal para artistas intérpretes, empresas y comentaristas sobre todos los temas posibles. Y al igual que muchas plataformas en el ecosistema digital moderno, YouTube se ha convertido en los últimos años en un punto crítico en los debates en curso sobre temas como el acoso online, la desinformación, y el impacto de la tecnología en los niños.


En medio de este creciente fenómeno, y en un esfuerzo por comprender mejor el contenido que se publica en el sitio, y cómo el público de EE. UU. se involucra con él, Pew Research Center utilizó una combinación de encuestas de opinión pública y análisis de datos a gran escala para crear un completo informe. A continuación, 10 conclusiones clave de la investigación:

 

1 – Alrededor de las tres cuartas partes de los adultos estadounidenses (73%) dicen que utilizan YouTube, según una encuesta de principios de 2019. Y entre los jóvenes de 18 a 24 años, el porcentaje es del 90%. La única otra plataforma de redes sociales que se acerca a YouTube en términos de su alcance entre los estadounidenses es Facebook, que fue utilizada por el 69% de los adultos estadounidenses a principios de 2019.

2 – Los canales de YouTube generan una gran cantidad de contenido cada semana. En enero de 2019, casi 44.000 canales de YouTube tenían al menos 250.000 suscriptores. Colectivamente, estos populares canales subieron 48.486 horas de contenido, y recibieron más de 14.2 mil millones de visitas individuales solo en la primera semana de 2019, según un análisis del Centro de Investigación Pew publicado en julio de 2019. El video promedio tuvo una duración de 12 minutos, y recibió casi 60.000 visitas en los siete días posteriores a su publicación.

3 – Los canales de YouTube más populares no producen contenido en inglés. Durante la primera semana de 2019, el 56% de los canales populares de YouTube subieron al menos un video. De los que lo hicieron, solo el 33% subió un video en inglés. En todos los videos que estos canales subieron durante la semana, solo el 17% estaban completamente en inglés.

4 – Un pequeño número de canales produce la mayoría del contenido, y un pequeño número de videos genera la mayoría de las vistas. Entre los canales con al menos 250.000 suscriptores, el 10% más activo fue responsable de subir el 70% de todos los videos producidos por estos populares canales durante la primera semana de 2019. En todos estos videos, el 10% más popular atrajo 79% de todas las vistas durante la semana.

5 – Los videos sobre videojuegos son especialmente populares. Alrededor del 18% de los videos en inglés publicados por canales populares de YouTube en la primera semana de 2019 se centraron en los juegos. El número medio de vistas de videos sobre videojuegos fue de 34.347, en comparación con 11.174 para videos enfocados en otros temas. Estos videos duraron un promedio de 13 minutos, en comparación con 5.2 minutos para otros videos.

6 – El contenido infantil y los videos con niños también son muy populares. Si bien solo el 4% de todos los videos en inglés publicados por canales populares en la primera semana de 2019 estaban claramente dirigidos a niños menores de 13 años, estos videos recibieron más visitas que otros. Y los videos que presentaban a niños que parecían ser menores de 13 años, independientemente del público objetivo, atrajeron aún más engagement, con un promedio de más de tres veces más vistas que otros tipos de videos. Los videos con niños menores de 13 años se asociaron con más vistas y más suscriptores del canal, independientemente del público objetivo.

7 – Aproximadamente ocho de cada diez padres con niños de 11 años o menos (81%) dicen que al menos ocasionalmente dejan que sus hijos vean videos en YouTube, incluido el 34% que dicen que lo hacen regularmente, según la encuesta de 2018 . Entre los padres que dejaron que sus hijos pequeños vieran videos en YouTube, el 61% dijo haber encontrado contenido que consideraban inadecuado para los niños. La encuesta no interrogó a los padres sobre si permitían que sus hijos vieran YouTube o YouTube Kids estándar, que es un producto especial con mayores niveles de control y monitoreo parental.

8 – La mayoría de los usuarios de YouTube en los EE. UU. dicen que al menos ocasionalmente encuentran contenido falso o problemático en la plataforma. Según la encuesta de 2018, aproximadamente dos tercios de los usuarios adultos de YouTube (64%) dicen que al menos a veces encuentran videos que parecen obviamente falsos o falsos mientras utilizan el sitio. Una proporción similar (60%) informó que al menos a veces ve videos que muestran a personas involucradas en comportamientos peligrosos o problemáticos.

9- Muchos estadounidenses usan YouTube para mantenerse informados y aprender nuevas habilidades. Según una encuesta de 2018, la mitad de los adultos estadounidenses que usan YouTube dicen que el sitio es muy importante cuando se trata de descubrir cómo hacer cosas que no han hecho antes. También es común que los estadounidenses reciban noticias en YouTube. En una encuesta de 2019, el 28% de los adultos dijeron que reciben noticias allí, solo detrás de Facebook (52%).

10 – Las recomendaciones de YouTube empujan a los usuarios hacia videos progresivamente más largos. Alrededor de ocho de cada diez usuarios adultos de YouTube en los EE. UU. (81%) dijeron en la encuesta de 2018 que al menos ocasionalmente ven los videos sugeridos por el algoritmo de recomendación de la plataforma. En un estudio del algoritmo en sí, se descubrió que YouTube recomienda videos progresivamente más largos, al menos cuando carece de información sobre el espectador necesaria para recomendaciones más personalizadas. Después de una cadena de solo cuatro recomendaciones de video, es probable que el algoritmo sugiera un video más de cinco minutos más largo que el que comenzó originalmente.