Noticias Locas

Declaran ilegal una millonaria apuesta de piedra, papel o tijera

Esta semana el Tribunal de Apelaciones de Quebec (Canadá), declaró inválida una deuda de USD 360.000 incurrida por un juego de piedra, papel o tijera.


Edmund Mark Hooper, el desafortunado perdedor del clásico juego de manos, tuvo que sacar una hipoteca de su casa para pagar la deuda, hecho que fue reconocido en un contrato notarial.

Pero el Tribunal Superior canceló esa hipoteca en una decisión de 2017, que fue apelada por Michel Primeau, quien venció a Hooper en el juego de piedra, papel o tijera, y ganó la millonaria apuesta.

La ley de Quebec estipula que para que un contrato de apuestas sea válido, debe estar relacionado con actividades «que requieran solo habilidad o esfuerzo físico por parte de las partes», más que por casualidad. Además, el monto apostado no debe ser excesivo.

En la sentencia de 2017, la jueza de la Corte Superior Chantal Chatelain concluyó que el juego de piedra, papel o tijera no es simplemente un juego de suerte. El juego, dictaminó Chatelain, podría, «en ciertas circunstancias precisas, recurrir a la habilidad de las partes, particularmente en la velocidad de ejecución, el sentido de observación o el establecimiento de una secuencia estratégica». Sin embargo, invalidó el contrato, juzgando que la cantidad apostada era excesiva.

Cuando se le asignó la tarea de examinar la decisión, el tribunal de apelaciones llegó a una conclusión ligeramente diferente en un fallo publicado el pasado 17 de abril.

Si bien admitieron que el juego puede requerir una cierta medida de habilidad, «parece evidente… que el juego también implica una gran parte de azar, por lo que no requiere ‘solo habilidad o esfuerzo corporal por parte de las partes'». «concluyó el tribunal.

Los jueces también confirmaron la conclusión del tribunal inferior de que la apuesta de USD 360.000 había sido excesiva.