soluciones

Un barbijo estilo Pac-Man para salir a comer seguros

Un grupo de diseñadores israelíes desarrolló un tapabocas con abertura, que funciona a control remoto, y permite a los comensales comer alimentos sin quitárselo, lo cual podría hacer mucho menos riesgosas las visitas a un restaurante.


Su funcionamiento es muy sencillo (al apretar una palanca, al igual que un ciclista acciona un freno de mano), la ranura se abre en la parte delantera de la máscara, para que la comida pase.

“La mascarilla se abrirá mecánicamente a mano, de forma remota o automática cuando el tenedor llegue a ella”, dijo Asaf Gitelis, vicepresidente de Avtipus Patents and Inventions, al mostrar el dispositivo en sus oficinas cerca de Tel Aviv. “Luego puedes comer, disfrutar, beber y al sacar el tenedor la mascarilla se cerrará, y estarás protegido contra el virus y las otras personas que estén sentadas contigo”.

La compañía dijo que planea comenzar a fabricar la mascarilla en unos meses, y que ya había presentado una patente. Agregó que probablemente se venderán a un precio estimado de  0,85 a 2,85 dólares por encima del precio de las mascarillas regulares.