photopin.com
Interesante

¿Es malo dormir con el celular en la mesa de luz?

No sólo no lo apagamos en ningún momento del día, sino que acostumbramos dormir con el celular cerca nuestro, sin percatarnos de que este hábito puede ser altamente perjudicial para nuestra salud.


Un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer indica que la radiación de los teléfonos móviles (se estima que hay alrededor de 5 billones de celulares activos en el mundo) puede ser potencialmente cancerígena, y puede afectar al cerebro.

Un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional del Cáncer analizó la comparación del uso de teléfonos celulares entre personas que sufrían tumores cerebrales y personas sanas. En otro estudio se investigó por un periodo de tiempo determinado el estado de salud de personas que usaban teléfonos celulares, y otras que no.

Si bien los resultados de estos estudios no fueron concluyentes en cuanto a la relación entre el uso de teléfonos celulares y el cáncer cerebral, pudieron extraerse ciertas estadísticas al respecto en la observación de ciertos grupos de personas.


¿Qué medidas tomar como precaución?
Evidentemente la abstinencia absoluta del uso de celulares es una utopía en estos tiempos, pero hay ciertas medidas que pueden tomarse para prevenir el potencial daño por el uso de teléfonos móviles. Aquí van 5 consejos para protegerse sin tener que deshacerse del teléfono:


1- Mantener el teléfono lejos durante la noche

La costumbre de dejar el teléfono en la mesa de luz mientras dormimos no es recomendable. La radiación electromagnética que emiten los celulares existe, aunque sea mínima, y lo mejor para la salud es evitarla todo lo posible.

2- Evitar que los niños usen el teléfono
A los niños les encanta jugar con los celulares, y a los adultos a veces les resulta cómodo para distraerlos, pero los huesos del cráneo de los pequeños son más delgados y frágiles que los de los adultos, aumentando el riesgo de la exposición.

3- Mantener conversaciones cortas
Para preservar los cuidados ante la radiación, es preferible acortar las llamadas lo más posible.

4- Cambiar de lado durante la conversación
Son preferibles las llamadas cortas, pero si se extienden demasiado, cambiar de oreja cada tantos minutos. La exposición a la radiación puede reducirse si se alternan los lados cuando se conversa.

También es conveniente mantener el teléfono a cierta distancia hasta que el  destinatario atienda el llamado, ya que se ha demostrado que los celulares emiten su pico máximo de radiación durante el comienzo de la llamada, cuando se establece la conexión.

5- Enviar mensajes de texto
Los mensajes de texto son cada vez más comunes, y con las redes sociales y el Whatsapp ahora es mucho más accesible contactar a cualquier persona sin necesidad de hacer una llamada, disminuyendo en gran medida el riesgo de exposición.

 

Vía