Medios

Una protesta de alumnos y profesores obliga al Papa a suspender su visita a una universidad

Alumnos y docentes de la Universidad de la Sapienza impidieron que el Papa Benedicto XVI ingrese a los claustros a inaugurar el ciclo lectivo, por considerar que este ataca la autonomía de la ciencia.


Ubicada en Roma, la universidad más prestigiosa de la ciudad fue fundada por la Iglesia hace unos 700 años, y ha permanecido como una institución pública. El Vaticano decidió suspender la visita del Pontífice ante los pedidos de estudiantes y profesores de que se les garantice protestar contra su presencia.

Estos se aferran a los dichos del entonces cardenal Ratzinger, quien en un discurso de 1990, luego de que Juan Pablo II reconociera la inocencia de Galileo Galilei llevado adelante por el alto clero, afirmara: «En tiempos de Galileo la Iglesia fue mucho más fiel a la razón que el mismo Galileo. El proceso contra Galileo fue razonable y justo».

Sus palabras, según los profesores, «como científicos fieles a la razón y como docentes que dedican su vida al progreso y la difusión de los conocimientos, nos ofenden y humillan. En nombre de la laicidad de la ciencia y de la cultura y en el respeto de nuestro Ateneo abierto a docentes y estudiantes de todos los credos y de todas las ideologías, solicitamos que el incongruente evento pueda todavía ser anulado».

Así las cosas, un comunicado del Vaticano informó que «en relación a la visita del Santo Padre a la universidad La Sapienza, que por invitación del Rector Magnífico tendría que haberse celebrado el 17 de enero, se ha considerado oportuno postergar el evento. El Santo Padre enviará de todos modos el discurso previsto».

Más información
www.clarin.com/diario/2008/01/16/elmundo/i-01701.htm
www.lacapital.com.ar/contenidos/2008/01/16/noticia_0038.html
news.bbc.co.uk/low/spanish/misc/newsid_7190000/7190985.stm