Medios

En desafío a Macri, hubo dos movilizaciones en Buenos Aires. Castells se cuidó de no cortar calles

Luego del anuncio desde la Jefatura de Gobierno porteño de aplicar el código contravencional frente a las protestas callejeras, Maurico Macri sufrió ayer el primer desafío: dos movilizaciones recorrieron el centro de la Ciudad de Buenos Aires.


Por un lado marchó el MIJD de Raúl Castells, que con un discurso aguerrido contra Macri, lo desafió a poner presos a los manifestantes y se burló de las multas que podrían cobrarles. Sin embargo, en todo el recorrido de la movilización evitó violar el código contravencional y en ningún momento se cortó por completo la calle.

La otra marcha era de la Coordinadora de Unidad Barrial, a la que sí se les labró actas porque hubo manifestantes “con capuchas y palos”. También se los sancionó por impedir el tránsito en un tramo de su protesta (cuando ingresaron a la avenida Belgrano, cortaron completamente la vía sin dejar un carril libre, como exigían desde el gobierno de la Ciudad).

Aunque Castell, desde los altoparlantes, aseguró que no iba a pedir permiso cada vez que hicieran una manifestación, desde el gobierno porteño, el procurador Pablo Tonelli, relativizó el peso de sus declaraciones: “Se hace el desafiante, pero a su manera nos avisó de esta marcha. Y ahora está dejando libre la mitad de la calle al tránsito. A fin de cuentas, hace lo que nosotros queremos”, dijo.

Más información
www2.lavoz.com.ar/08/01/19/nota.asp?nota_id=153971
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-97700-2008-01-19.html
www.lanacion.com.ar/980163