21.6 C
Buenos Aires
lunes 18 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Se aguarda con cautela el inminente fallo de La Haya en relación a Botnia

El martes, en horas de la mañana, se conocerá el esperado fallo de la Corte Internacional de La Haya en relación al diferendo que Argentina y Uruguay mantienen por la instalación de una planta de celulosa en costas del río Uruguay. El tema genera mucha expectativa en ámbitos diplomáticos de ambos países y están pendientes de ello el Gobierno nacional, el gobierno entrerriano y la comunidad de Gualeguaychú, principal interesada.

Ni en el Palacio San Martín ni en la Casa Rosada se animan a hacer pronósticos, pero por lo bajo la opinión generalizada es que del fallo saldrán argumentos que en algunos aspectos darán la razón a Argentina y en otros a Uruguay. Lo único que parece certero es que el tema no llegará a una resolución práctica, no al menos en el corto plazo, y desde el puente cortado en Gualeguayhú ya adelantaron que no se levantará la protesta a menos que el fallo de La Haya coincida íntegramente con sus reclamos. Algo que parece poco probable.

La demanda argentina se basó en dos pilares fundamentales: 1) la violación por parte de Uruguay del Tratado del río Uruguay, puesto que autorizó la construcción de una planta de celulosa que utilizas aguas del río sin consultarle previamente a Argentina; y 2) la supuesta contaminación del río.

Voces entendidas dudan que La Haya se defina ciento por ciento por alguna de las dos posturas. Se animan a aventurar, en cambio, que dará la razón a Argentina en algunos aspectos (quizás sobre la violación del Tratado) y a Uruguay en otros (posiblemente con respeto a la baja o inexistente contaminación de las aguas).

El reclamo de los asambleístas de Gualeguaychú, en cambio, no tiene medias tintas: quieren la desmantelación de la fábrica; algo que, en los análisis previos, parece poco probable que La Haya disponga. Los vecinos más comprometidos con la protesta ya adelantaron que el corte de la ruta que une Entre Ríos con Fray Bentos no será levantado y que resistirán si intentan desalojarlos por la fuerza.

Mientras, tanto Uruguay como Argentina anticiparon que, institucionalmente, reconocerán el fallo de La Haya. José Mujica, el flamante mandatario oriental, se mostró en los últimos meses más ‘dialogista’ que su antecesor, Tabaré Vázquez, y en numerosas oportunidades llamó a buscar una salida consensuada y negociada al conflicto. Lo cierto es que, sin embargo, el tema generó en el vecino país un abroquelamiento casi general en defensa de la planta con expresiones nacionalistas, comparadas con las que levantó, en sentido contrario, en la población de Gualeguaychú.

Más información
www.elliberal.com.ar/secciones.php?nombre=home&file=ver&id_noticia=100418NFI
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-144106-2010-04-18.html
www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1255501

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último