20.7 C
Buenos Aires
viernes 23 de octubre de 2020
Periodismo . com

Žižek sobre el falso intérprete del entierro de Mandela

El nombre de Thamsanqa Jantjie, el falso intérprete del entierro de Nelson Mandela, ya recorrió el mundo entero. A pesar de que él excusa su comportamiento en un supuesto ataque de esquizofrenia y se muestra orgulloso de su desempeño, el tema se mantuvo en agenda y despertó las más variadas reflexiones, como la del filósofo esloveno Slavoj Žižek.

Por un lado, al revelar los medios de comunicación información sobre su pasado (estuvo detenido al menos cinco veces, una de ellas por asesinato y secuestro de niños), el filósofo Slavoj Žižek, en un artículo que publicó The Guardian, se preguntaba, con preocupación: “¿Cómo fue posible que, con todas las medidas de seguridad, una persona así pudiera estar tan cerca de los líderes del mundo?”

Por otro lado y firme a su estilo, el esloveno disparó: “Realmente no importa si existe gente con deficiencia auditiva en el público, el traductor está ahí para hacernos sentir bien a quienes oímos”. Comparó la situación con los eventos de caridad, “que no son realmente sobre los chicos con cáncer o las víctimas de alguna inundación sino sobre hacernos tomar conciencia de que estamos haciendo algo genial, mostrando solidaridad”.

Žižek remató su reflexión hablando de las lágrimas de cocodrilo que emitieron muchos mandatarios durante el entierro del ex presidente sudafricano y las llamó un “ejercicio de auto felicitación”. Según el filósofo, la actitud de Jantjie logró ridiculizarlos. Los mandatarios celebraban, opina, la demora de un estallido social protagonizado por los sudafricanos negros y pobres. “A los líderes no les importan ustedes”, afirma Žižek que es el mensaje subyacente de la falsa traducción al sordomudo.

Contenido Premium

Lo último