Interesante

Las cosas que la gente se roba de los hoteles

No resulta raro ni llama la atención que, cuando alguien se hospeda unos días en un hotel, al regreso se lleve consigo jabones, frasquitos de shampoo o gorros de baño que abundan en las habitaciones. Tampoco es extraño que algún entusiasta se lleve también una toalla o una bata de baño. Pero hay huéspedes que van un poco más allá y hurtan cosas realmente sorprendentes.


Láparas de luz, controles remoto, Biblias, acolchados, percheros, electrodomésticos, son sólo algunas de las cosas que desaparecen de los hoteles con frecuencia. La cadena Holiday Inn, por ejemplo, reconoció en 2008 que habían desaparecido más de medio millón de toallas. Cualquier hotel de tipo medio tiene un gasto anual en amenities que supera los 200.000 euros. Cuanto mejor es el diseño o la marca de los productos, antes desaparecen.

El minibar es también una tentación. No es infrecuente que algún cliente consuma una botellita de ginebra o vodka y la rellene de agua, o que haga lo mismo con las de whisky o coñac sustituyendo el alcohol por té o algún otro líquido menos conveniente de color amarillento.

Según un estudio realizado por Jetcost, un buscador de precios baratos de vuelos, hoteles y alquiler de autos, más de un 81% de los españoles reconocen que alguna vez se han llevado algo de un hotel, mientras que los daneses son aparentemente, los huéspedes con más escrúpulos, puesto que un 88% de ellos afirma que jamás han robado nada de sus habitaciones de hotel. Este cuadro de honor es seguido por holandeses y noruegos, en un 85% y un 84% respectivamente, quienes afirmaron que jamás se llevaron de los hoteles nada. El 69% de los británicos ha robado alguna vez objetos de los hoteles donde alojaron.

Siguiendo el estudio, las 10 cosas que más se roban en los hoteles, son:

1.- Amenities de los baños.
2.- Toallas, sobre todo las más grandes.
3.- Lámparas y pilas del control remoto.
4.- Objetos de papelería, bolígrafos, cuadernitos, revistas, Biblias…
5.- Flores y frutas, incluyendo los cestos y floreros.
6.- Botellas de licor del minibar.
7.- Piezas de cerámica, cubertería, vasos y copas.
8.- Interiores de almohadas y edredones.
9.- Toalleros, secadores de pelo, espejos.
10.- Aparatos eléctricos: planchas, relojes, apliques, DVDs.