Interesante

¿Qué esta pasando en Crimea?

El domingo, banderas rusas flamearon a lo largo de la península de Crimea. El estado de ánimo era de alegría, sobre todo en la ciudad de Sebastopol, sede de la formidable flota naval del Mar Negro de Rusia.

Pero en otros lugares, los resultados del referéndum de Crimea («llamado referéndum» según el embajador de EE.UU. en Ucrania) inspiraron emociones muy diferentes.


Como miedo. Algunos expertos ahora creen que Moscú se moverá rápidamente para anexar Crimea, que perteneciente a Ucrania hasta el momento. El legislador ruso Vladimir Zhirinovsky advirtió que una ofensiva rusa podría llegar en un plazo de entre tres días y tres meses.

Para justificar la decisión independentista, las autoridades crimeas han aludido al precedente de Kosovo, que proclamó su independencia de Serbia en febrero de 2008 a pesar de las protestas de Belgrado, lo que ha sido reconocido por varias naciones. «La declaración unilateral de la independencia de una parte de un Estado no viola las normas del derecho internacional», reza la declaración que cita al tribunal internacional de la ONU de julio de 2010.

Retrocediendo:

¿Qué ha pasado en Crimea?

El domingo, los ciudadanos de la República Autónoma de Crimea votaron en un referéndum la secesión de Ucrania y unirse a la Federación Rusa.

De acuerdo con el comité del referéndum de Crimea, alrededor del 93% de los votantes aprobó la unión con Moscú.

¡Así que el pueblo de Crimea se ha expresado!

Más o menos.

Las preguntas que formaron parte del referéndum eran: «¿Está usted a favor de la reunificación de Crimea con Rusia como sujeto de la Federación Rusa?». Y si «¿está usted a favor de restablecer la Constitución de 1992 y el estatus de Crimea como parte de Ucrania previsto en ella?». Los habitantes de crimea podían optar entre una y otra.

Según PolicyMic, «los votantes no tuvieron más remedio que votar en favor de la secesión». Para la BBC, las alternativas se podían resumir en: «Únete a Rusia inmediatamente o, se independiente y, posiblemente, únase a Rusia más tarde».

De hecho, el 6 de marzo, el Parlamento de Crimea ya había votado unirse a Rusia. El referéndum fue diseñado para «confirmar» la decisión apelando al conjunto de la población.

La semana pasada, John Herbst, el ex embajador de EE.UU. en Ucrania, dijo que la votación fue «va a ser una elección de estilo de Corea del Norte… una broma».

Aquí hay otro problema: Como desde el gobierno central de Ucrania consideran «ilegal» el referéndum, los ciudadanos de Crimea que son leales a Kiev (como la población de etnia tártara) en gran parte boicotearon la votación.

Y aquí hay otro: El domingo, los ciudadanos de Crimea fueron a los centros de votación que fueron rodeados por las milicias pro-Moscú, en una península que, desde febrero, ha sido ilegalmente invadida por miles (posiblemente decenas de miles) de soldados rusos.

¿Que está pasando ahora en Ucrania?

El lunes, el Parlamento de Crimea formalmente le pedirá a los rusos que se anexe su territorio. Los parlamentarios de Crimea entonces subirán a un avión con destino a Moscú, para mantener conversaciones con el Kremlin.

La AFP informó que «los preparativos para convertirse en parte de Rusia -un proceso que podría tardar meses- comenzarán esta semana».

Mientras tanto, el gobierno de Kiev ha descartado el referéndum por considerarlo ilegal. Sus dirigentes han prometido no ceder «un solo centímetro» de territorio a Moscú y han emitido una orden de arresto contra el primer ministro de Crimea.

Pero las autoridades también se están preparando para lo peor. Kiev recién anunció planes para formar una nueva Guardia Nacional de Ucrania. Actualmente está entrenando a unos 10 mil ucranianos «para defender el país».

¿Qué va a hacer Rusia ahora?

Rusia se ha comprometido a «respetar la decisión histórica de la población de Crimea». Pero, ¿Moscú perseguirá la «opción nuclear» de anexión militar a toda velocidad?

Muchos analistas predicen que el presidente ruso, Vladimir Putin, se moverá con rapidez (como esta semana) para incorporar Crimea en la Federación Rusa.

Pero otros creen que Moscú aguantará más, y en cambio trabajará para desestabilizar a Ucrania de manera tal que aumente la influencia de Rusia sobre el país. Esta no sería la primera vez que Rusia ha creado un «conflicto congelado» para generar efecto desestabilizador. Rusia actualmente utiliza esta técnica en las cercanas Moldova y Georgia.

Otros imaginan un compromiso que dejaría Crimea «legalmente siendo parte de Ucrania, pero de facto controlada por Rusia». Efectivamente, esto haría Crimea un enclave títere soviético en el corazón de Europa.

¿Qué hará el Oeste?

El sábado, los líderes del G-7 (G-8, con Rusia excluidos) se comprometieron a «adoptar otras medidas, individual y colectivamente».

Estados Unidos y Europa esperan anunciar duras sanciones contra Moscú, que incluirían la prohibición de visados ​​y la congelación de activos.

Mientras tanto, el presidente Obama ha enviado aviones de combate de Estados Unidos para patrullar los cielos de Lituania, Letonia y Estonia – y anunció nuevas operaciones de entrenamiento militar en Polonia, que comparte una frontera con Ucrania.

¿Rusia parará en Crimea ?

Es la pregunta en la mente de todos.

Las cosas no se ven bien. El sábado, las fuerzas rusas se apoderaron del pueblo Strilkove, de Ucrania oriental. Esto marca la primera acción militar de Rusia en Ucrania, más allá de Crimea.
Mientras tanto, en la ciudad oriental de Donetsk, los manifestantes llamaron a un referéndum de los suyos. Llevaron a cabo una manifestación a favor de Rusia en torno a un gran cartel que decía: «Nuestra patria es la URSS».

A finales de febrero, el parlamento de Rusia introdujo una nueva ley que hará que sea más fácil para Moscú para invadir nuevos territorios.

Vía Todo lo que necesitás saber para entender el conflicto en Crimea