Interesante

Adoptá un chico propone poner hombres «en el carrito de compras» para tener citas

Un nuevo sitio web de citas propone «adoptar un chico». Su elemento distintivo es, según los creadores, «que sólo las chicas tienen el poder de encarar a los chicos», pero en el medio hay una serie de preguntas para armar los perfiles que despertaron fuertes cuestionamientos.

«AdoptáUnChico.com.ar es un sitio donde los hombres son productos a la venta y las mujeres acuden a hacer sus compras. Una vez inscriptos, los chicos completan su ficha de producto y se colocan en los estantes. Luego, deben esperar pacientemente a que una clienta los agregue a su carrito para poder entablar una conversación con ellas. Antes de que eso suceda, no pueden enviar ningún mensaje», explican en el sitio web, a mitad de camino entre el humor y el deseo de escandalizar.


Si sos un varón, te podés vender. Si sos una chica, luego de armar tu perfil, podés ir de compras como si fuera un shopping y elegir entre centenares de opciones cuidadosa -y hasta ridícula y ofensivamente- clasificadas.

Como si eligieran un libro o un CD, «las mujeres son clientas que hacen sus compras y pueden poner a los hombres en su carrito». Recién cuando están «en el carrito», ellos pueden escribir a la clienta, detalla Adoptá Un Chico en sus Preguntas Frecuentes. «¿Cuál es la diferencia entre ‘adoptar’ y ‘agregar al carrito’? Es lo mismo… ¡Sólo que ‘Adoptar’ es un término más dulce!», dicen.

Algunos varones se quejaron del rol que el sitio web les otorga en el proceso de seducción:

Y también mujeres cuestionaron en Twitter la precisión comercial con la que se intentaba vender a los varones-productos:

La cosificación ocurre cuando se ve una persona como un objeto sexual dado que se han separado los atributos sexuales y la belleza física del resto de la personalidad y existencia como individuo, y han reducido los atributos a instrumentos de placer por otra persona. Es un concepto central en las teorías feministas y psicoanalíticas y, a nivel medios de comunicación, está integrado en las formas de violencia de género simbólicas descripta en la Ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres. Si bien la legislación refiere al género femenino, le calza como un guante a la situación que propone este sitio web.

Si sos mujer podés «poner en el carrito» a alguno de los varones parte de las «promos» de la página, como «Llegada masiva de Geeks», «Tremenda promoción de Hipsters» o «Tatuados y perforados», siendo estos últimos los «rebeldes».