miércoles 20 de junio
Interesante

Paro: ¿qué pasa con los subtes?

Finalmente, los Metrodelegados no pudieron asegurar el servicio de transporte subterráneo en la Ciudad de Buenos Aires y no funciona ninguna línea. Si bien se esperaba que sólo la “B” no funcionara, el resto de las líneas no pudieron comenzar a circular ya que “no estaban garantizadas las condiciones operativas y de seguridad”.

Para entender quién es quién:


El sindicato del Subte (AGTSyP – Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro) fue fundado en 2008. Con un modelo novedoso de democracia interna y antiburocratismo a su interior y un alto grado de combatividad histórico, aún no consiguieron que el ministerio de Trabajo les otorgue reconocimiento como el gremio oficial. Es una batalla que hace años vienen dando, ya que la UTA se arroga esa representatividad. Los Metrodelegados afirman que tienen “el 10% más de afiliados cotizantes” que la UTA, sindicato perteneciente a la CGT de Antonio Caló.

Dentro de los Metrodelegados hay, a grandes rasgos, dos sectores: el encabezado por Roberto “Beto” Pianelli y Néstor Segovia, y el que tiene como referente a Claudio Dellecarbonara. El primero, mayoritario y que actualmente conduce la AGTSyP, está ligado al oficialismo (“Beto” es militante de Nuevo Encuentro y Segovia es más cercano al Miles de Luis D’Elia). De la mano con esto es que el sindicato está encolumnado con la CTA de Hugo Yasky, también afin al gobierno nacional. Por otro lado, Dellecarbonara y el sector que representa, están más alineados con expresiones de la izquierda no kirchnerista. De hecho, el delegado de la línea B fue candidato por el Frente de Izquierda y los Trabajadores a legislador de la Ciudad.

La UTA es la personería gremial de los trabajadores del Subte desde 1919. Amparándose en la Ley de Asociaciones Profesionales que establece un único sindicato por rama de actividad, se mantienen en esa posición aunque hayan perdido buena parte de sus afiliados con la AGTSyP. “Por su historia el Subte es UTA”, dijo en una entrevista, Roberto Fernández, su Secretario General.

Una ensalada. Para repasar: el sindicato tradicional pero minoritario actualmente (la UTA) adhiere al paro, a pesar de estar encolumnados dentro de una central sindical oficialista como la de Caló. Los Metrodelegados mayoritarios, por lo contrario, van a respetar las posiciones de su central (la CTA-Yasky) y no respetarán el paro. Mientras, los miembros del sector de izquierda no kirchnerista compartirá -paradójicamente- posición con la UTA y mañana intentarán garantizar la medida de fuerza.

Ya ayer era esperable que ninguna de las líneas anduviese, y finalmente así sucedió. Con este dato, desde primera hora de la mañana, la paralización del transporte público en el área Metropolitana es total.

 

Dejar un comentario