martes 19 de junio
Interesante

Cigarrillo electrónico: no son eficaces para dejar de fumar y pueden ser nocivos

Irreverente y transgresor, el periodista Jorge Lanata está acostumbrado a generar polémica. Sin embargo, seguramente no esté al tanto de su última rebeldía: sacarse una foto fumando un cigarrillo electrónico. Lo que para él debe ser una forma de mostrar sus esfuerzos por desprenderse de su potente adicción al tabaco, un requisito clave para poder someterse al trasplante de riñón que necesita, socialmente es un claro desafío a las normas.

Ocurre que en 2011, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) prohibió la comercialización y uso en la Argentina de los cigarrillos electrónicos, “porque podrían perpetuar la conducta de fumar, según estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”. Además, en los fundamentos de la medida se aclara que “siendo la nicotina una droga sumamente tóxica y con fuertes propiedades adictivas, el uso de estos dispensadores, además del potencial riesgo que representa para individuos con patologías cardiovasculares, puede inducir en nuevos usuarios”.


La falta de evidencia científica contundente que demuestre que los ‘e-cigarrillos’ ayudan a dejar de fumar; la cada vez mayor sospecha de que pueden ser la puerta de entrada al consumo de tabaco, sobre todo entre los adolescentes (ver recuadro); y la comprobación fáctica de que también generan riesgos en la salud, son las principales razones por las que estos dispositivos que imitan la forma de los cigarrillos tradicionales, pero que en lugar de humo liberan vapor, están produciendo acalorados debates tanto entre los científicos como entre los organismos sanitarios. Incluso, autoridades de ciudades como Nueva York o Washington ya prohibieron su uso en lugares públicos. Y el Parlamento Europeo dispuso que desde 2016 se prohibirá cualquier forma de publicidad de estos dispositivos en las 28 naciones de la Unión Europea. La FDA estadounidense todavía no fijó posición sobre el tema, pero se estima que a fines de este mes dará a conocer un informe, que será determinante para la regulación –o no– del producto en los EE.UU.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos a pila para calentar y vaporizar un líquido, que contiene nicotina y aromatizantes, entre otras sustancias. Fueron fabricados por primera vez en China, en 2004, y desde entonces su consumo no para de crecer, al punto de haberse convertido en una industria global de U$S 2 mil millones.

Según un informe difundido esta semana por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), las denuncias sobre envenenamiento relacionado con el líquido de los cigarrillos electrónicos (por ingerirlo, inhalarlo o absorberlo a través de la piel o los ojos) pasaron de uno por mes en septiembre de 2010 a 215 mensuales en febrero de 2014.

Evidencias. “Los estudios realizados hasta ahora demostraron que el cigarrillo electrónico no es efectivo para dejar de fumar, y que más allá de la nicotina posee otros tóxicos que también son dañinos para la salud. Tiene más pruebas en contra que a favor”, informa Marta Angueira, jefa de Promoción de la Salud del Hospital Ramos Mejía. “Independientemente de eso, quizás, en el caso específico de Lanata, sirve. Pero no se puede indicar de manera generalizada, básicamente porque acá está prohibido”, agrega la especialista.

Por su parte, Jonatan Konfino, coordinador del Programa Nacional de Tabaco, asegura que “en todo el mundo hay una preocupación creciente por el aumento del uso de cigarrillos electrónicos, que no son inocuos. Existen más de 200 tipos diferentes; la mayoría contiene nicotina, lo que aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca”. Y agrega: “De ninguna manera es una estrategia válida para dejar de fumar. En el país hay disponibles terapias de reemplazo de nicotina, como parches o chicles, y medicamentos específicos, que sí se sabe que duplican las chances de dejar el tabaco”.

Acerca de la comentada foto de Lanata, Konfino concluye: “No es un chiste fumar un cigarrillo electrónico y menos si lo hace una figura pública.

Uno tiene que ser contundente con los mensajes que da”.

Seguir leyuendo Crecen las evidencias en contra del uso de los cigarrillos electrónicos.

 

9 comentario

  1. son cansinos! que ya no queda nada que decir del asunto señores, que la campaña de desprestigio está ya quemada, que no queda nada mas por hacer para destruir el sector. No insistan nos hacen mas fuertes y REBELDES. Cuando hablen de estudios publiquenlos con datos muestreos etc,,,, No?, no hay nada? solo son los bulos de los acolitos de las tabaqueras y las farmaceutucas? jajajaja!

  2. PIENSO QUE CON TANTA INFORMACION ACTUALMENTE SOBRE LO PELIGROSO QUE ES ALA SALUD
    FUMAR, BEBER ETC ETC SI UN CIUDADANO DESEA HACERLO Y DESPUES CONTRAE UNA ENFERMEDAD QUE NO VAYA A PESAR ESTO EN GASTOS PÚBLICOS DONDE OTROS CIUDADANO NO LLENO DE VICIOS TENGA QUE PAGAR POR ESTOS OTROS….

  3. Si es tán nocivo , por qué se acepta su uso y comercialización en Europa , USA , Sydney , entre otros países , y en Argentina nó? Las tabacaleras argentinas no tendrán algo que ver? No es más nocivo fumar cigarrillos comunes? Por qué estos sí se venden a mayores de 18 años y los electrónicos nó?

  4. Yo Vapeo hace 3 años, y estoy feliz con el artefacto. Si quiero dejarlo, uso líquidos en cero nicotina un par de semanas y no le doy mas bola. (lo hice) pero me encanta y podría decir: “Podes dejar de fumar pero no de ser fumador” Respecto al daño, he leído muchos estudios serios al respecto y si bien no le encontraron contras no se sabe que puede pasar a largo plazo. Pero hay muchas cosas serias para informarse; no como lo que dice la ANMAT: … Tiene propilenglicol, que lo usan como anticongelante en los motores. Yo les diría, que hay muchos remedios que lo tienen y que es apto para consumo humano. Sino, NO TOMEN MAS AGUA!!! la usan como refrigerante en los motores.

  5. Yo le diría al Dr. Konfino que tampoco es un chiste desinformar a la población o publicar opiniones parciales que pueden confundir sobre las ventajas que posee el cigarrillo electrónico por sobre el cigarrillo común. Máxime si se tiene en cuenta que puede ayudar a salvar la vida de miles de personas y evitar, y/o reducir, los daños a su salud.
    Y menos gracias nos hace porque proviene de un funcionario público encargado de luchar contra la adicción al tabaco, por lo que debería tomar estos temas con mayor seriedad, estar al tanto que en EEUU y Europa no están prohibidos, sino que se intenta regular su venta y publicidad, y además existen muchísimos estudios, y cientos de miles de testimonios, que demuestran sus ventajas.

  6. En lo personal el cigarrillo electronico fue mi unica oportunidad para poder dejar el tabaco o por lo menos la herramienta mas util para contrarestar mi falta de voluntad si se quiere. Actualmente somos un grupo de siete fumadores (dos a tres atados diarios) que gracias a este invento hemos podido despegar del tabaco. Ahora bien, como dice el Anmat, si realmente no hay nada comprobado a largo plazo y es por eso la recomendacion a no utilizar este elemento, porque permiten libremente utilizar el tabaco que ya esta mil veces comprobado el daño directo con la salud. Ultimo detalle que la gente desconoce, hace unos meses una tabacalera internacional compro una produccion completa que salia de china a distintos paises y que albergaba mas de cien millones de e-cigar, o sea. Saludos

Dejar un comentario