martes 19 de junio
Medios

Fotógrafo de fotógrafos, derecho a ser cursi, falacias del ebook, películas prohibidas, Vargas Llosa sin libros

Cada fin de semana, una serie de lecturas para pasarse entretenido frente a la pantalla sin gastar un peso.

Los “ojos hambrientos” de un fotógrafo de fotógrafos (20minutos.es)
Editan por primera vez en versión digital el mítico libro “Los ojos hambrientos de Penélope” del alemán Abe Frajndlich. Durante treinta años retrató a los grandes fotógrafos del último medio siglo con un estilo sutil y humorístico, poniendo de relieve los ojos y la mirada. En la obra aparecen un centenar de figuras de primera fila: Bill Brandt, Duane Michals, Andreas Feininger, Lillian Bassman, Imogen Cunningham, Robert Frank, entre otros.El derecho a ser cursi (Yorokobu)
Hay que ejercitar el perverso placer de pensar, escribir ¡y decir! frases que teñirían de rubor el rostro de nuestras madres… e incluso de nuestras abuelas. Las novelitas de Corín Tellado están jalonadas de esos piropos melosos que a ellas les encanta escuchar y a ellos no les da pudor pronunciar… al menos en sus páginas.


Seis falacias del libro digital (Valor de cambio)
En toda la literatura generada en estos últimos años por multitud de analistas de Internet y del mundo digital, aparecen una serie de aseveraciones que el tiempo y el mercado están contradiciendo a todas luces. Aquí, una serie de temas sobre la distancia que separa las potencialidades del ebook con su realidad en el corazón del mercado.

Películas prohibidas: ¿superéxitos de taquilla? (BBCMundo)
Parece ser un año agitado para los censores del cine: varios títulos recién salidos a cartelera fueron precedidos por la polémica… y terminaron su camino a la fuerza cuando distintas prohibiciones oficiales los sacaron de circulación.Vargas Llosa se despide de sus libros (Prodavinci)
En la cálida atmósfera de libros y maderas de su apartamento limeño encontramos a un Mario Vargas Llosa nostálgico, en el duelo de despedida de los libros que lo acompañaron desde que aprendió a leer a los cinco años, en la clase lasallista del hermano Justiniano. “La lectura convertía el sueño en vida y la vida en sueño y ponía al alcance del pedacito de hombre que era yo el universo de la literatura”. El escritor entregó a la ciudad de Arequipa los primeros 2.700 volúmenes de su biblioteca privada, que en un total de 30 mil constituirán la gran librería pública que honrará la memoria del premio nobel de Literatura 2010.

 

Dejar un comentario