lunes 26 de septiembre de 2022
Cursos de periodismo

Se filma sentado y sonriendo durante cuatro horas todos los días

Benjamin Bennett es quien, probablemente, tiene el canal de you tube más bizarro de todos. Durante los pasados seis meses ha estado filmándose sentado en posición zen frente a una cámara en silencio solo sonriendo, sin hacer nada durante horas y sin agregar ninguna explicación.

Sus vídeos no tenían sonido hasta su transmisión número 25. Una vez que comenzó a tener un número importante de vistas, todos querían saber qué era lo que estaba haciendo y por qué. Algunos pensaban que eso era arte mientras o especulaban que estaba meditando, otros estaban convencidos de que tenía alguna enfermedad mental.

Benjamin-Bennett-550x366

El misterio fue resuelto algunos días atrás cuando se publicó una entrevista en portal Vice. Cuando le preguntaron por qué estaba haciendo esto dijo: «No lo sé. Era algo que le faltaba a internet y parecía algo que tenía que ser hecho y nadie lo haría»

«No hay un verdadero propósito», agregó. «Mi correo está lleno de personas que me preguntan por qué lo hago, pero yo no creo que esa pregunta sea aplicable para este tipo de actividad. Esto puede colocarse dentro de una representación de arte en contexto, y estoy realmente interesada en las representaciones de arte y en la estética relacional».

«Si alguien puede verlo, pienso que lo podrán entender»,  dijo. «Incluso si creen que no lo comprenden, pienso que la percepción de no estar entendiendo es realmente la comprensión correcta»

Los únicos requisitos para su preparación es beber un poco de agua e ir al baño. Además insiste en que nunca tiene hambre mientras transmite y no come demasiada comida los días que tiene que filmar. Una vez olvidó ir al baño antes de comenzar y cuando le preguntaron qué fue lo que pasó durante la transmisión expresó: «Prefiero dejarlo como un misterio»

Ben considera que sonreír es una parte integral de sus videos, si no lo hiciera parecería que estuviese meditando o alguien con  un complejo de mártir y a nadie le gustaría ver eso. «Pienso que sonreír es el mejor reflejo de como me gustaría abordar el mundo. Creo que contrarresta la gravedad de la duración».

Muchos de los comentarios que Ben ha recibido han sido descartados, pero asegura que la mayoría de los correos que recibe son positivos y lo respaldan. «Creo que mucha gente que me escribe está realmente interesada en la meditación o la frecuentan y por eso les gusta lo que hago. Me dicen que los hace sonreír a ellos también»

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último