Medios

Facebook está aplastando a Twitter?

La idea de un «smartphone» que pudiera conectarse a Internet y correr aplicaciones data de antes del año 2007. Apple, sin embargo, fue el primero en ofrecer el paquete completo, incluyendo el dispositivo, la interfaz, y el paradigma interactivo, por lo cual el primer iPhone es considerado como el inicio de la revolución móvil.


Del mismo modo, la idea de un feed de información desarrollado durante muchos años; los blogs se basaron en ese formato, y los RSS permiten a los usuarios recopilar múltiples fuentes de noticias en un solo stream.

Sin embargo, la introducción de Twitter en marzo del 2006, junto con el feed de Facebook News, en septiembre de 2006, fueron los dos productos seminales que brindaron todos los componentes esenciales juntos: usuarios, contenido y un lugar para leer. Probablemente se trate de una fecha igual de significativa.

Hoy en día, tener un feed al que los usuarios voluntariamente regresan día tras día es la base del éxito de las empresas de publicidad mobile, especialmente en Facebook. Como ya he señalado en 2013, el feed permite una unidad de publicidad que es en realidad superior a cualquier cosa que se encuentra en el escritorio: los usuarios no tienen otra opción que hacer contacto visual con lo que domine la pantalla del dispositivo móvil, que es el centro de su vidas.

De hecho, yo diría que el feed es tan importante que su desarrollo – o falta de el – es la razón principal por la qué Facebook se ha disparado en los últimos diez años, mientras que Twitter se ha desplomado luego de un inicio que parecía mucho más auspicioso.

 

2009 La desaceleración de Twitter

En 2013 Twitter publicó un número de usuarios que sólo se remontaba al Q1 de 2010; la mejor estimación de crecimiento entre 2006 y 2010 se encontró revisando informes de servicios de terceros sobre el tráfico de Twitter.com. Los números, al menos durante los tres primeros años, son muy impresionantes. Esto es de comScore:

Screen-Shot-2016-01-26-at-7.08.36-PM

Sin embargo, ese mismo año sucedió algo sorprendente: el crecimiento de Twitter se desaceleró drásticamente. Aquí una tabla de datos de Nielsen:

Screen-Shot-2016-01-26-at-7.13.46-PM

Ese verano se produjo la primera serie de noticias que llegaron a dominar la narrativa de Twitter: “Fenomenal crecimiento de Twitter se detiene de repente”, “¿Se está debilitando Twitter?”, “¿Twitter está en problemas?”, “¿El crecimiento de Twitter ha tocado techo?”. En retrospectiva, la respuesta es sí: como se ha señalado, Twitter informó queel número de usuarios a partir de 2010 nunca llegó ni cerca del pico que la empresa tuvo entre 2006 y 2009.

¿Entonces qué pasó?

Facebook Vs Twitter

La contraparte de los números decrecientes de Twitter fue, como se ha señalado, Facebook. Mientras que la empresa siempre tuvo el liderazgo en desktop, la historia fue un diferente en móviles. En el primer trimestre de 2009 Facebook sólo tenía 35 millones de usuarios activos en mobile, apenas un poco más de los 30 millones de usuarios activos de Twitter (que era predominantemente móvil) un año después. Sin embargo, la trayectoria de esos puntos de partida no podía ser más diferente:

Screen-Shot-2016-01-26-at-9.10.49-PM

Mi sospecha es que la diferencia en el crecimiento de Facebook y de Twitter se debió a tres factores:

  • Facebook siempre tuvo una ventaja inherente sobre Twitter en que su red, al menos en un principio, estaba basada en las redes que ya existían en el mundo offline, es decir, gente que ya se conocía. Eso hizo que el servicio fuera inmediatamente accesible y útil para básicamente todo el mundo.
    Twitter, por su parte, se trataba más sobre seguir personas que no se conocían, en base a sus intereses. Esto teóricamente se aplica a todo el mundo, pero el descubrimiento de esos intereses y el armado de una lista adecuada de la gente a seguir, debía armarse a partir de cero.
  • Como cualquier producto, la curva de difusión se mueve desde de los “early adopters”, al mercado de masas, la voluntad marginal de cada nuevo usuario para tomarse el esfuerzo de introducir dicho producto en su vida diaria disminuye: los primeros en adoptarlo saltarán a través de todo tipo de aros para aprovechar de la utilidad del producto, pero el usuario número 100 millones, por decir un número, estará mucho menos dispuestos a tomarse la molestia. En retrospectiva, parece claro que Twitter alcanzó ese usuario marginal en 2009: el servicio tenía mucha visibilidad, pero para un número creciente de personas simplemente no valía el esfuerzo.
  • Facebook, por su parte, continuó sumando variedad con los feeds alimentados algorítmicamente. Sí, los primeros usuarios que se habían tomado la molestia de personalizar sus feeds se quejaron, pero los verdaderos beneficiarios eran los usuarios que no querían perderse algo interesante – ya sea en relación a amigos y familiares o no – siempre que visitaran Facebook. Y, a partir de 2009, los usuarios tenían aún menos motivación para seguir en Twitter: Facebook era demasiado bueno.

Es fácil pontificar sobre cómo Twitter y Facebook son fundamentalmente diferentes servicios, o argumentar que el interés gráfico de Twitter es potencialmente más valioso que el de Facebook. En última instancia, sin embargo, los dos servicios, junto con cualquier otra forma de medios de comunicación, están compitiendo por el mismo recurso escaso: la atención.

Y, a partir de 2009, no sólo era más fácil arrancar con Facebook, sino que también era más probable que el servicio tuviera suficientes contenidos interesantes para garantizar que la mayoría de los usuarios no quisieran buscar otra cosa.

Por Ben Thompson

Leer artículo completo