Medios

El fin de Muy en papel: autopsia de un diario

Un imaginario historiador del periodismo en Argentina debería sumar a sus efemérides este viernes 1 de abril de 2016. En esta fecha, aparece la primera edición exclusivamente digital de Muy, que hasta fines de marzo salía en papel.


Primera y última edición de Muy en papel
Primera y última edición de Muy en papel

De 2011 a 2016, de Osama bin Laden a Jorge Rial, de 2 a 11 pesos el precio de tapa, mucho cambió para Muy en estos cinco años, pero sobre todo ya no están los dos enemigos que fueron su razón de ser: su competidor Libre y el kirchnerismo.

Con su antikirchnerismo estuvo alineado con el resto de los medios del Grupo Clarín en su pelea con el gobierno anterior, solo que desde un costado más popular y frívolo, hablándole a un potencial lector de tabloides.

Un diario sensacionalista era un viejo proyecto del Grupo Clarín, pero sus directivos pisaron el acelerador cuando apareció Libre, y ambos terminaron saliendo a la par.

Muertos Libre y el kirchnerismo, ¿para que seguir talando árboles? Solamente si fuera un buen negocio publicitario o de lobby (como Clarín) o con acuerdos políticos que lo mantengan (como La Razón). Ninguno de los tres motivos aplica para Muy.

En el balance de su historia no habrá que olvidar una edición en la que mostraron en tapa el cadáver de Ángeles Rawson descuartizado entre la basura.

En lo que no se ve de la tapa, etiquetas “informativas” en la foto de una menor descuartizadada
En lo que no se ve de la tapa, etiquetas “informativas” en la foto de una menor descuartizadada

O cuando photoshopearon una foto para hacer aparecer a Messi de trampa:

De Messi familiar a Messi fiestero photoshop mediante
De Messi familiar a Messi fiestero photoshop mediante

O la primicia, que de tan anticipada aun no se concretó, del regreso de Los Redondos:

En mayo (de 2015) tocan los Redondos ¡vayan preparándose!
En mayo (de 2015) tocan los Redondos ¡vayan preparándose!

Y otros hallazgos igualmente poco felices

A la par que The Independent pero en sus antípodas periodísticas, ahora a Muy le queda solo la web. Deciden sacrificar los 20.000 ejemplares que dicen que vendían y competir en un segmento similar al de prácticamente todos los medios digitales: el del clickbait farándulodeportivo. Si hasta Ciudad.com, del mismo Grupo, tiene una agenda parecida. Tiene a su favor que es de los pocos medios argentinos que va a contar con una nutrida redacción de papel para hacer un medio online, que suelen armarse con pocos periodistas.

twitter.com/Bracesco/status/714813714751496192

El editorial de despedida es muy parecido al de The Independent en el departamento “son los tiempos que corren y las tecnologías que mandan” pero solo el diario inglés dijo que, aunque ya no salga en papel, “mantener los estándares de calidad y los valores es la parte difícil, pero puede hacerse”

Editorial de Pablo Vaca en el último número en papel del diario Muy
Editorial de Pablo Vaca en el último número en papel del diario Muy

El texto de Pablo Vaca miente o está mal informado cuando dice que “muy.com.ar fue una página, probablemente la primera del periodismo local, diseñada para ser mirada en los celulares”. Hoy cualquier blog de WordPress (y obviamente casi todos los diarios online) funcionan con un diseño adaptable a cualquier pantalla.

Lo curioso es que si en lugar de leerla en papel, queremos ver esta nota en el sitio de Muy, llegamos a este link. Si lo clickeamos, nos dirige a esta página.

404_muy
Acá va (al momento de escribir este post) el link al editorial de despedida del Diario Muy en papel

Como un símbolo que sintetice su estilo, el diario Muy mata a su versión en papel y muestra, ahora en una pantalla, el cadáver de lo que fue.

P. S.: Esto decía el director de Popular, tercer diario más vendido del país, cuando aparecieron Muy y Libre:
fascetto