Periodismo Justo

Rodríguez Larreta, entre Time Warp y Uber

El fiscal Federico Delgado, a cargo de la investigación por las cinco muertes en la fiesta Time Warp de Costa Salguero, insistió con su idea de la existencia de un triángulo de responsabilidades que propiciaron la tragedia: los organizadores del evento –el martes pasado quedó detenido Víctor Stinfale–, los administradores del predio y los responsables del control estatal. En opinión del funcionario judicial Stinfale es el “organizador no visible” de la fiesta y por esa razón se convirtió en el séptimo detenido en la causa. Sobre el predio, más allá de los cuestionamientos políticos a quienes lo administran (relacionados con el PRO), Delgado no encontró conductas penales para analizar. En relación a los prefectos (había 35 dentro de la Fiesta que dicen no haber visto nada irregular) y a los inspectores de la ciudad que firmaron actas diciendo que todo estaba ok, el fiscal aseguró que “bajaron la mirada” y, por esa razón, están en el foco de la investigación.


El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodriguez Larreta, en diálogo con Guetap (Vorterix.com) afirmó que “se hicieron los controles previos justo antes de empezar la fiesta. El problema de fondo son las adicciones y es un debate que parece que no queremos dar”. El funcionario porteño rechazó la opinión del fiscal de que hubo siete mil personas más que las permitidas y señaló: “no niego ni dejo de negar que hubiera gente de más en la Time Warp, hay un acta y lo tiene que verificar el juez en su dictamen”. Para los investigadores la noche del 17 de abril en Costa Salguero hubo 20 mil asistentes y eso agravó la situación. Se basan en cruces de llamados y testimonios de los asistentes. “Se requieren investigaciones más profundas que lo que dijeron los chicos que estaban ahí. Está bien que el fiscal investigue a fondo. Tenemos todo documentado y parte de lo que se investiga (en el juzgado de Sebastián Casanello) es con información que aportamos nosotros”, dijo Rogríguez Larreta. Por el momento no se inició ningún sumario interno a personal de la Ciudad de Buenos Aires por su actuación en la fiesta. “Hay que dejar que el juez investigue. No hay una sola denuncia por corrupción relacionada a la Time Warp”, remarcó.

En relación a Uber, el sistema de transporte privado que en el mediodía del miércoles motivó una nueva protesta de los taxistas, el jefe de gobierno porteño aseguró que “Si estuviese funcionando, estaría en la ilegalidad, ya que no presentaron “un solo papel. Ni siquiera tienen CUIT” y agregó: “Valoramos la tecnología y somos los primeros en promoverla, pero dentro del marco legal”. El funcionario aseguró, además, que la Justicia bloqueó el pago con tarjetas. “No podés tener en la Argentina a alguien trabajando que no paga impuestos, que no paga cargas sociales, ni paga seguro”, dijo. Lo cierto es que independientemente de lo señalado por Rodríguez Larreta y de la protesta de los taxistas, el sistema está funcionando en las calles de Buenos Aires.

A continuación, las dos entrevistas completas: