domingo 22 de octubre
Interesante

Psicólogos estudiaron 5.000 niños-genio durante 45 años: aquí están las conclusiones

Sigue a miles de niños superinteligentes durante cuatro décadas y media, y aprenderás una o dos cosas sobre cómo criar a alguien con alto desempeño.

Uno de las conclusiones más importantes: Incluso los niños con nivel de inteligencia de genio necesitan maestros para ayudarles a alcanzar su máximo potencial.

Desde que comenzó en 1971, el “Estudio de la Juventud Matemáticamente Precoz” (Study of Mathematically Precocious Youth), o SMPY, ha rastreado 5.000 niños de los más inteligentes de América (el 1% superior, el 0,1%, e incluso el 0,01% de todos los estudiantes). Es el estudio más largo de niños superdotados en la historia.

Esto es lo que encontró la investigación:

El 1% superior, el 0,1%, y el 0,01% de niños llevan vidas excepcionales

El SMPY inicialmente testeó la inteligencia de los niños utilizando los SAT, exámenes de ingreso a la universidad, y otras pruebas de coeficiente intelectual. Los investigadores más tarde comenzaron a buscar factores adicionales, como matriculación universitaria y carreras profesionales más adelante en la vida.

Lo que encontraron fue que los niños más dotados obtuvieron doctorados y títulos de posgrado, y mantuvieron las patentes a tasas muy por encima de los niños menos dotados. La mayoría se sitúa entre el 5% superior de los asalariados.

“Nos guste o no, estas personas realmente controlan nuestra sociedad”, dijo Jonathan Wai, psicólogo en el Programa de Identificación de Talento de la Universidad de Duke.

 

Los niños genios no reciben suficiente atención

El problema es que los niños genio a menudo reciben muy poca atención de sus profesores, que pueden tener una inclinación a ignorar a los estudiantes brillantes, porque ya han alcanzado su potencial.

Cuando los investigadores de SMPY analizaron la cantidad de atención que los maestros les daban a estos niños superdotados, encontraron que la abrumadora mayoría del tiempo de clase se dedicaba a ayudar a los estudiantes de bajo rendimiento a llegar al centro.

SMPY sugiere que los maestros deben evitar enseñar un programa de un tamaño único, y en su lugar centrarse en hacer lo mejor que puedan para crear planes de lecciones individualizados para los estudiantes.

 

Saltear un grado funciona

Para ayudar a los niños a alcanzar su potencial, los maestros y los padres deben considerar pasar de grado a un niño superdotado, sugiere SMPY.

Cuando los investigadores compararon un grupo de control de estudiantes superdotados que no saltearon un grado con los que lo hicieron, los graduados tenían un 60% más probabilidades de ganar becas y doctorados, y más del doble de probabilidades de obtener un doctorado en un campo relacionado a la ciencia, la tecnología, la ingeniería o las matemáticas.

 

La inteligencia es muy variada

Ser inteligente no sólo significa tener la capacidad de memorizar hechos o recordar nombres y fechas. SMPY ha encontrado repetidamente, a través de múltiples análisis de seguimiento, que algunos de los niños más inteligentes poseen una gran capacidad de razonamiento espacial.

Estos niños tienen un talento para visualizar sistemas, como el sistema circulatorio humano o la anatomía de un Honda. En 2013, las encuestas de seguimiento encontraron una fuerte conexión entre las habilidades de razonamiento espacial y el número de patentes archivadas y ensayos publicados.

 

Las pruebas estandarizadas no siempre son una pérdida de tiempo.

Los exámenes estandarizados (el SAT entre los más famosos), no pueden medir todo lo que los maestros y los padres necesitan saber sobre un niño.

Sin embargo, los datos de SMPY sugieren que el SAT y otras medidas estandarizadas de inteligencia sí tienen algún poder predictivo, mientras que aún deben considerarse factores como el nivel socioeconómico y el nivel de práctica.

Camilla Benbow, una de las investigadoras del SMPY, dijo que estas pruebas se utilizan mejor para averiguar en qué son buenos los niños, para que los profesores puedan concentrar su atención en diferentes áreas.

 

La determinación no eclipsa la capacidad cognitiva temprana

La psicóloga Carol Dweck ha encontrado que la gente exitosa tiende a mantener lo que se conoce como una “mentalidad de crecimiento” en lugar de una “mentalidad fija”. Se ven como seres fluidos y cambiantes que pueden adaptarse y crecer, no son estáticos.

SMPY está de acuerdo con esa evaluación, pero también ha encontrado que los signos más tempranos de la capacidad cognitiva en los niños pueden predecir cuan bien les va a ir más adelante en la vida, haciendo caso omiso de toda la práctica que pueda o no entrar en el medio.

Con ese tipo de futuro en juego, dependerá de los padres y maestros reconocer las habilidades desde el principio, y nutrirlos tanto como sea posible.

Vía

 

Dejar un comentario