martes 19 de febrero
Medios

Gran parte de las noticias de salud compartidas en Facebook son falsas o engañosas

¿Qué tan precisos son la mayoría de los artículos de salud que encontrás online? Sos capaz de distinguir las fuentes confiables, pero cuando se trata de los medios de noticias tradicionales, podrías sorprenderte al descubrir cuánta información falsa existe realmente.


Health Feedback, una red de científicos que evalúa colectivamente la credibilidad de la cobertura de los medios de salud, trabajó en conjunto con la Coalición de Credibilidad para examinar los 100 artículos de salud más populares de 2018, específicamente aquellos con el mayor número de engagement en redes sociales. Estudiaron notas de numerosos sitios web muy conocidos, como  Time, NPR, Huffington Post, Daily Mail, New Scientist, CNN y más.

De los 10 artículos principales más compartidos, los científicos encontraron que tres cuartas partes eran engañosos, o incluían alguna información falsa. Solo tres se consideraron “altamente creíbles”. Algunos carecían del contexto del problema, exageraban los daños de una amenaza potencial o exageraban los resultados de la investigación. Muchos periodistas distorsionaron los datos, o simplemente no pudieron interpretarlos correctamente. Otros, al parecer, tenían motivaciones secretas.

El artículo de The Guardian titulado “Is everything you think you know about depression wrong?” (¿Todo lo que crees que sabes sobre la depresión es incorrecto?), compartido 469.000 veces, se encontró como “no creíble y potencialmente dañino”. El autor sugería que la mayor parte se los casos de depresión no se deben a un desequilibrio en el cerebro, sino a la falta de realización en la vida de las personas.

Los científicos de Health Feedback notaron que  el artículo de The Guardian nunca respalda sus afirmaciones con enlaces a fuentes originales o estudios de investigación para respaldar sus hallazgos.

“Este artículo es un extracto de un polémico libro escrito por un novato, que es claramente anti-psiquiatría, por lo que no hay ninguna pretensión de proporcionar evidencia (excepto la evidencia que recogen sus opiniones) o un punto de vista equilibrado”, escribe Raymond Lam, profesor en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de British Columbia. “Está lleno de brutales exageraciones, simplificaciones e inexactitudes”.

La lista de los 10 principales incluía algunos disparates como una nota que declara que el tocino es tan dañino como los cigarrillos (compartida 587.000 veces). La revista Time, sin embargo, publicó dos artículos de salud creíbles que se ubicaron en la lista de los 10 principales, que incluyen “El tratamiento con células madre podría ser un punto de inflexión para los pacientes con EM” (compartida 561.000 veces).

Los científicos de Health Feedback calcularon que de esos 10 artículos, 2.1 millones de shares (33%), tenían una calificación científica muy baja, mientras que 2.6 millones de shares (41%) se consideraron neutrales. La categoría más pequeña pertenecía a aquellos considerados altamente científicos con 1.7 millones de shares (26%).

Luego, los investigadores examinaron los 100 artículos principales, muchos de los cuales también fueron compartidos en cientos de miles. Los tres temas principales fueron:

  • Enfermedad / tratamiento de la enfermedad
  • Comida y nutrición
  • Vacunas

En términos de credibilidad general, un poco menos de la mitad logró una alta calificación de credibilidad. Sin embargo, los artículos con alta calificación recibieron 11 millones de shares, mientras que los artículos con baja calificación tenían aproximadamente 8.5 millones de shares. De la última categoría, había una pieza que vinculaba los fideos ramen con el Alzheimer, y otra que afirmaba que las cebollas pueden usarse para tratar infecciones del oído.

El equipo de Health Feedback cree que la alta proporción de informes engañosos se debe en parte a titulares sensacionalistas que atraen la atención de los lectores. Las piezas más equilibradas carecen de encuadre clickbait. “Esto significa que es más probable que el público en general entre en contacto con información engañosa que con información precisa en las redes sociales”, dice el equipo de investigación.

Dada la forma en que los algoritmos de las redes sociales incentivan el compromiso, esto no es muy sorprendente: se ha demostrado que las noticias falsas se difunden más rápido y más ampliamente que la verdad en todas las categorías de información, según un informe reciente de Science. Las historias falsas a menudo se aprovechan de emociones como el miedo, el disgusto o la sorpresa, y las personas tienen más probabilidades de compartir lo que las mueve. Cuanto más novedoso, más atractivo.

La propagación desenfrenada de reclamos de salud imprecisos en Internet provocó que la asociación AMA Journal of Ethics pidiera a los médicos que aclaren la información falsa con sus pacientes. En última instancia, esta tendencia preocupante plantea riesgos para la salud pública, como lo demuestra el reciente aumento del contenido anti-vacunación.

Health Feedback encontró que las noticias de salud falsas se difunden predominantemente en Facebook. La plataforma de redes sociales representa el 96% de los shares de los 100 artículos principales, seguidas de las cuentas Reddit (2%) y Twitter (1%).

Facebook es consciente del problema: como se informó a principios de este año, el gigante de los medios sociales eliminó docenas de páginas dedicadas a la medicina marginal u holística en una aparente represión contra la pseudociencia.

Según los informes, la purga comenzó en junio, varios meses después de que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, se comprometiera públicamente a tomar medidas contra las noticias falsas. Mientras que éste término se asocia típicamente con la política, la información errónea no se limita a temas partidistas. Es sabido que las páginas de salud alternativas difunden información engañosa o falsa sobre remedios medicinales que no están respaldados por la ciencia tradicional.

Los esfuerzos de Facebook pueden haber sido bien intencionados, pero su purga de noticias de salud atrajo críticas de quienes lo vieron como un ataque a las prácticas de salud holísticas u orientales. El Movimiento por la Libertad Global, un sitio de medios alternativo, informó que Facebook eliminó más de 80 cuentas y que “no se proporcionó ninguna razón”.

Susan Krenn, directora ejecutiva del Centro Johns Hopkins para Programas de Comunicación, dijo que ha visto un aumento notable en noticias inexactas y absolutamente falsas en las plataformas de redes sociales. A menudo, tales publicaciones poseen mucho más influencia que las que aparecen en los medios tradicionales.

“Es un desafío, porque cuando ves algo publicado en tu sitio de redes sociales que proviene de uno de tus compañeros, colegas o familiares, es más probable que lo creas”, dijo Krenn.

Vía