Noticias Locas

La última hamburguesa de McDonald’s en Islandia acaba de cumplir 10 años, y aún parece comestible

Islandia es uno de los pocos países del mundo en donde no opera McDonald’s. El gigante de la comida rápida cerró su último restaurante en el país del norte de Europa hace una década, pero la última hamburguesa que vendieron ha sido cuidadosamente conservada, y todavía se ve sorprendentemente comestible.


El 31 de octubre de 2009, Hjortur Smarason tuvo el honor de comprar la última hamburguesa McDonald’s vendida en Islandia, justo antes del cierre final del restaurante. Como muchos, había escuchado rumores de que la comida de McDonald’s no se descompone, y preservar la última hamburguesa vendida en su país de origen le dio una razón adicional para confirmar si los rumores eran ciertos. Puso la hamburguesa y el paquete de papas fritas en una bolsa de plástico, y los dejó intactos durante tres años.

«Decidí comprar una última comida por su valor histórico, ya que McDonald’s estaba cerrando», dijo Smarason. «Había oído que la comida de McDonald’s nunca se descompone, así que solo quería ver si era verdad o no».

Después de mantener la bolsa sellada en su garaje durante tres años, y ver que la comida todavía parecía comestible, Hjortur Smarason la prestó al Museo Nacional de Islandia durante unos años. Luego, la última orden de McDonald’s en Islandia fue trasladada al Reykjavík Bus Hostel por un tiempo, antes de ser trasladada a Snotra House, un albergue en Thykkvibaer en el sur de Islandia, donde se exhibe como una obra de arte dentro de una vitrina.

Uno pensaría que a la gente no le importaría demasiado una hamburguesa de McDonald’s de hace una década y algunas papas fritas, pero no es así. Sigurdur Gylfason, el dueño de Snotra House, afirma que personas de todo el mundo visitan su establecimiento solo para ver la última orden de McDonald’s en Islandia. Se ha vuelto tan popular que hay una cámara web de transmisión en vivo en todo momento, y las personas realmente inician sesión para verificarlo. El hotel islandés afirma que el video recibe hasta 400.000 visitas diarias.

Si bien la orden de hamburguesas y papas fritas de 10 años ha sido una bendición para Snotra House en los últimos años, no ha sido exactamente un éxito de marketing para McDonald’s, que tuvo que emitir una declaración oficial, explicando que «en el ambiente correcto, nuestras hamburguesas, como la mayoría de los otros alimentos, pueden descomponerse», y la «humedad específica» era necesaria para que eso suceda

“Para que se produzca la descomposición, necesita ciertas condiciones, especialmente humedad. Sin suficiente humedad, ya sea en los alimentos o en el medio ambiente, es posible que las bacterias y el moho no crezcan y, por lo tanto, la descomposición es poco probable”, afirmó el gigante de la comida rápida.

Según los informes, un portavoz de Snotra House confirmó que, aparte del endurecimiento del pan de hamburguesa, la comida no se ha descompuesto en absoluto.