26.3 C
Buenos Aires
viernes 27 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Un ladrillo hecho de residuos de construcción de la era COVID-19

El estudio de diseño Florian y Christine creó un artefacto de diseño hecho de pequeñas piezas de grava, cemento y vidrio que dejaron las tiendas en Hong Kong que tuvieron que cerrar debido al impacto de la pandemia de coronavirus.

El ladrillo Hong Kong se produjo rompiendo el material en pedazos más pequeños, antes de transformarse en ladrillo de terrazo. Además de ser práctico, el ladrillo también tiene la intención de simbolizar algo más metafórico: la representación de construir algo nuevo a partir de la adversidad, y cómo el cierre de cosas en el pasado puede inspirar cosas nuevas y mejores para el futuro.

Florian Wegenest y Christine Lew, fundadores del estudio, dicen “Queríamos crear un ladrillo, ya que es un símbolo de la reconstrucción de algo nuevo. El proyecto representa cómo se puede utilizar el pasado para crear un impacto positivo para el futuro”.

El estudio Florian y Christine tiene como objetivo trabajar en la intersección de los materiales sostenibles y la innovación social, y Hong Kong Brick es solo un ejemplo de su trabajo.

La crisis de COVID-19 sin duda ha sido desastrosa para la industria minorista, y se prevé que el 25 por ciento de las tiendas cerrarán para fines de 2020, según la Asociación de Gestión de Minoristas de Hong Kong (HKRMA). Sin embargo, en tiempos tan difíciles, es importante separar lo bueno de lo malo, y uno de los impactos positivos de los bloqueos globales ha sido el efecto sobre el cambio climático y el medio ambiente.

Las ideas de diseño innovadoras, como el Hong Kong Brick, diseñado a partir de los desechos de las tiendas demolidas durante la pandemia, convierten el preocupante efecto económico de la pandemia en algo útil y sostenible, y representa el poder de las personas y la sociedad para superar la adversidad y lograr un cambio positivo.

Contenido Premium

Lo último