15.6 C
Buenos Aires
sábado 8 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Un meteorito cae en su casa y se convierte en millonario

Un hombre de Indonesia se hizo astronómicamente rico después de que un meteorito valuado en casi 2 millones de dólares se estrellara contra la terraza de su casa.

“Cuando la levanté, la piedra aún estaba caliente y la entré a la casa”, dijo Josua Hutagalung sobre el fortuito hallazgo. Según los informes, el fabricante de ataúdes de 33 años estaba trabajando junto a su casa en Sumatra, cuando el extraño fragmento de roca espacial se estrelló contra el saliente de su vivienda.

«El sonido fue tan fuerte que también temblaron partes de la casa», dijo el hombre. «Y después de registrar, vi que el techo de hojalata de la casa se había roto». Un clip en su página de Facebook muestra dónde el meteoro de 2 Kg rompió el toldo antes de enterrarse varios centímetros en la tierra.

Hutagalung dijo que sospechaba fuertemente que el objeto era un meteoro «porque es imposible que alguien lo arroje o lo deje caer deliberadamente desde arriba».

Clasificada como condrita carbonosa CM1/2, una variedad extremadamente rara, la roca espacial está valorada en alrededor de USD 850 por gramo, o USD 1,858,556 en total. Según los informes, a Hutagalung se le pagó el equivalente a 30 años de salario por su hallazgo, que dijo que usará para erigir una iglesia en su comunidad.

El hecho que le cambió la vida convirtió a Hutagalung en una especie de celebridad local, con docenas de personas acudiendo a su casa para ver su boleto de lotería interestelar. “Mucha gente ha venido, por curiosidad, y quiere ver la piedra”, dijo.

Thomas Djamaluddin, director del Instituto Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Indonesia, dijo que es extremadamente raro ver meteoritos aterrizar en áreas pobladas.

«La cantidad de roca estéril de la formación del sistema solar es muy grande en el espacio», dijo. «Pero la mayoría de los meteoritos caen en lugares alejados de los asentamientos, como océanos, bosques o desiertos».

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último