25 C
Buenos Aires
miércoles 3 de marzo de 2021
Cursos de periodismo

Envían por accidente plátanos rellenos de cocaína a supermercados

Dos comerciantes en Columbia Británica, en Canadá, se sorprendieron en febrero de 2019 al abrir sus envíos habituales de bananas, y encontrar bloques de cocaína.

El propietario de un supermercado local en Kelowna (una pequeña ciudad en el centro de Okanagan, provincia de Columbia Británica), alertó a las autoridades después de encontrar 12 paquetes de lo que parecía ser cocaína entre un envío de plátanos. Más tarde ese día, el dueño de otra tienda de comestibles se comunicó con las autoridades al descubrir también droga en la entrega de frutas.

La policía incautó los dos cargamentos de cocaína, que estiman ascendían a más de 800.000 dosis, e inició una investigación internacional.

Luego de casi dos años, la Real Policía Montada de Canadá determinó que las cajas que llegaron a las dos tiendas no estaban destinadas a ser entregadas allí, afirmó la policía.

La sección de drogas de la RCMP de Kelowna trabajó en colaboración con la Agencia de Servicio Fronterizo de Canadá (CBSA) para determinar que estos envíos se originaron en Colombia.

“Nuestra investigación nos lleva a creer que estas drogas ilícitas no debían terminar en el centro de Okanagan, y llegaron aquí en el valle de Okanagan como resultado de una recogida perdida en algún punto del camino”, afirmó Jeff Carroll, Jefe de la Sección de Drogas de la RCMP de Kelowna.

“Los envíos se originaron en Colombia, pero probablemente aterrizaron en la ciudad de Kelowna debido a una confusión. Si las cajas no hubieran sido interceptadas por los confusos tenderos, podrían haber introducido 800.000 dosis de cocaína en el mercado de la droga”, dijo la policía en un comunicado.

«Eso es suficiente contrabando para que todos los residentes de la ciudad de Kelowna reciban casi 6 dosis cada uno», continuó el comunicado. «Estas dos incautaciones en el sur de Columbia Británica sin duda salvaron vidas preciosas en todo Canadá».

Cuando se le preguntó por qué la información sólo salió a la luz dos años después, la RCMP dijo que a Mounties y CBSA les llevó «bastante tiempo» rastrear los envíos a su país de origen y ver si el receptor previsto estaba en el área.

Contenido Premium

Lo último