21.1 C
Buenos Aires
domingo 18 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Qué es el Management 3.0 y por qué deberías prestarle atención para energizar a tus equipos

Que el liderazgo ha cambiado radicalmente y lo seguirá haciendo no es noticia. Lo que sí resulta novedoso son las formas que se están implementando en tiempos inciertos y complejos.

Jurgen Appelo es un ingeniero de software, formador, empresario, autor, orador y viajero, que viene impulsando la agilidad en las empresas. Una de sus obras, “Management 3.0”, condensa una metodología de gestión de equipos para que puedan sobrevivir en medio del caos y la fragilidad.

En este modelo, basado en la llamada teoría de la complejidad de Edgar Morin, parte de la noción de que un sistema -una empresa, gobierno, un proyecto- no es factible analizarse como una mera suma de las partes que lo integran; sino que son las relaciones y las interacciones las que le dan sentido e impulso. Para graficarlo, imagina una red, con hilos entrelazados que conecta cada componente. Estos hilos son los hechos, acciones, decisiones e interacciones que conforman el mundo.

Por eso es que desde hace varios años el management es visto como un sistema de redes y de personas, de relaciones dinámicas, y no solamente acerca de áreas o departamentos, ganancias y procesos. Es un sistema vivo, no máquinas que replican sistemáticamente el mismo resultado.

  • Principios para energizar y desarrollar el talento

En su modelo 3.0, Appelo comparte varios principios que sirven para apoyar el trabajo de líderes y equipos en el cambiante mundo actual. Aquí, algunos de ellos:

  • Energizar la gente.

Para lograrlo, hay que saber qué es aquello que los motiva y que conforma parte de su propósito de vida: cuánto más concordante sea con el propósito de la organización, habrá un mayor compromiso individual y de cooperación en equipo.

  • Empoderar a los equipos

El autor de Management 3.0 señala que es totalmente posible que cada team se organice por sí mismo, si cuenta con la confianza de los líderes. En este punto es esencial que quienes dirigen personas se concentren en hacer su labor y no en realizar micro management y que los equipos participen en decisiones colectivas en temas relevantes.

Para empoderar, hay cuatro líneas de acción que resultan estratégicas para generar relaciones de confianza:

  • Que el líder confíe en su equipo.
  • Que el equipo confíe en su líder.
  • Que los miembros del equipo confíen entre ellos.
  • Que el líder confíe en sí mismo.
  • Desarrollo de competencias

Ya sabemos que es difícil que cualquier empresa logre resultados si sus integrantes no están capacitados; y son los líderes los responsables de habilitar las condiciones para que se de este proceso. Algunas formas son:

  • Liderar con el ejemplo: vivir lo que se predica.
  • Promover el auto-aprendizaje: apreciar el tiempo personal de maduración.
  • Coaching y mentoring: como herramientas de apoyo y soporte transversales en toda la organización.
  • Formación y certificación: para elevar los estándares frente a la competencia.
  • Aprendizaje colaborativo: de desarrollo interno, donde todos aprenden entre ellos.
  • Aprendizaje a partir del error: hacer retrospectivas y pruebas en ambientes controlados.
  • Medir los resultados: feedback en ciclos lo más cortos posibles; uso de mantener las métricas en radiadores de información; indicadores consensuados entre quienes participan.
  • Equipos más pequeños: recomienda el autor no más de 10 a 12 personas.
  • Mejorar todo y observar el entorno del equipo

Resulta clave en el modelo de management 3.0 enfocarse en la mejora continua real, para lo que se hace necesario facilitar los procesos de cambio y modelar las naturales resistencias que puedan aparecer.

Algunas sugerencias para los líderes son observar el entorno del equipo, qué necesitan y hacer saber que se está disponible; encontrar grietas o fallos e ir a su raíz para promover soluciones que implemente el equipo; definir metas claras y específicas y tener una gran habilidad de comunicación, factor clave de todo buen manager. También, incentivar definiendo pequeñas victorias o hitos que energicen a la gente; revisar los logros y no sólo los fallos; y también es fundamental reconocer a las personas. 

La implementación de este estilo de liderazgo implica un cambio cultural en las empresas que no es necesariamente rápido, aunque sí puede ser ágil, si se tiene la convicción y la visión para llevarlo adelante.

En definitiva, depende de cada empresa qué tan lejos quiere llegar y de cada líder, qué tanto quiere que se desarrollen sus equipos. Dos preguntas que sólo ellos pueden responder.

SUSCRÍBETE gratis a mi Newsletter: www.danielcolombo.com/pages/newsletter/

Mis libros: www.amazon.com/author/danielcolombo

Podcast en Spotify y todas las plataformas

Daniel Colombohttps://www.danielcolombo.com
Master Coach Internacional especializado en CEO, alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; motivador; autor de 21 libros y comunicador profesional. Es docente del Curso Curso Cómo Hacer Prensa en Periodismo.net.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último