9.2 C
Buenos Aires
miércoles 28 de julio de 2021
Cursos de periodismo

El primer museo hecho íntegramente con plástico reciclado

Los plásticos se han vuelto muy valiosos para la sociedad, y existen soluciones de reciclaje eficaces y sostenibles. Debido a que el plástico tarda mucho en descomponerse, es posible reciclarlo varias veces. Los envases de plástico se pueden reciclar hasta siete veces antes de que sea mejor convertirlos en energía, con un kilogramo de plástico reciclado que reduce las emisiones de dióxido de carbono en dos kilogramos en comparación con el plástico virgen. Sin embargo, el 91 por ciento del plástico no se recicla.

Con esta problemática en mente, el estudio de diseño español delaVegaCanolasso construyó un museo en Madrid hecho íntegramente de plástico reciclado. El objetivo del proyecto es invitar a la ciudadanía a pensar y reflexionar sobre los plásticos y la importancia de utilizarlos correctamente. 

El Museo del Plástico fue completamente prefabricado, y solo tomó dos días ensamblarlo. Para finalizar su ciclo, será reciclado al 100% al final de los 10 días de exposición.

En su interior se exhiben herramientas imprescindibles para el cuidado de la salud, la comunicación, la construcción, la alimentación y la movilidad sostenible para concienciar a los visitantes de todo lo que aportan los plásticos.

Ubicado en la Plaza contigua al Museo Nacional Reina Sofía, el diseño es un volumen simple, blanco y translúcido, fácilmente legible pero roto por las nervaduras de metacrilato que reflejan la luz interior, permitiendo adivinar el mundo interior e invitando a los peatones a entrar.

El museo tiene un sistema estructural «invisible» que consta de 7 nervios estructurales hechos de vigas y pilares de metacrilato transparente de 20 mm en forma de «U». Para la fachada, el material elegido fue el polietileno blanco. Es un material denso que permite que la fachada sea autoportante, cambia de aspecto durante el día y funciona como farol de noche.

La cubierta está construida con policarbonato celular blanco por su ligereza y aislamiento térmico. Cada pieza fue cortada y numerada mediante control numérico para que pudiera ensamblarse al estilo IKEA.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último