jueves 9 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Una herramienta para calcular el aporte económico de las tareas domésticas

Limpiar, alimentar, cuidar, hacer las compras o ayudar en las tareas escolares son solo algunas de las tareas domésticas y de cuidado fundamentales para que funcione la vida cotidiana. En su mayor parte recaen en las mujeres, y no son remuneradas. Pero si lo fueran… ¿Cómo se calcularía?

Para ayudar a resolver este problema, la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género (DNEIyG), lanzó la “Calculadora del Cuidado”, una plataforma para medir el tiempo que llevan las tareas domésticas y de cuidado no remuneradas y el aporte económico que representan.

 

La calculadora busca generar conciencia en torno al esfuerzo en tiempo y dinero que significa el TDCNR (Trabajo Doméstico y de Cuidado No Remunerado), en particular para las mujeres, dada la distribución desigual en este tipo de trabajo. De este modo, la propuesta de estimar y monetizar el TDCNR es una forma de cuantificar el aporte de este sector que resulta clave para el funcionamiento de la economía en su conjunto.

“La calculadora evidencia cuánto tiempo gastamos en las tareas de cuidado dentro de nuestros hogares. El objetivo es proporcionar una herramienta sencilla que demuestre la desigualdad que existe en la distribución de este trabajo no remunerado, y a su vez genere una transformación”, explica la Directora Nacional de Economía, Igualdad y Género, Mercedes D’Alessandro.

“Estas tareas recaen mayoritariamente sobre las mujeres y les resta tiempo y oportunidades de educarse e insertarse en trabajos remunerados y de calidad. Esta desigualdad se incrementó con la pandemia: la crisis económica se potenció con la crisis de los cuidados y las mujeres, sobre todo quienes son madres y las jóvenes, fueron las más afectadas”, agrega.

Para acceder al cálculo el usuario debe ingresar en la página, ingresar su mail, seleccionar con qué género se identifica, y el año de nacimiento. El sistema solicita otros datos como: país de nacimiento, lugar de residencia y estado civil.

Luego hay una sección relacionada al trabajo remunerado y otra al no remunerado. Entre las tareas de este último ítem se incluyen ordenar y limpiar; lavar y planchar la ropa; cuidar mascotas y plantas; amamantar; ayudar con la tarea escolar; hacer compras o trámites; cuidar chicos, adultos, personas enfermas y con discapacidad; preparar la comida; hacer reparaciones en el hogar; entre otras.

A partir de esta información, el sistema calcula la cantidad de horas por mes que la persona le dedica a las tareas domésticas y de cuidados, y el dinero que pagaría por mes si contratara a alguien que lo haga.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último