lunes 6 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo
InicioPeriodismo JustoMartín Guzmán: “Nosotros no vamos a firmar un ajuste ni va a...

Martín Guzmán: “Nosotros no vamos a firmar un ajuste ni va a haber una devaluación»

Martín Guzmán habla como un veterano de guerra. Demasiadas batallas en su retaguardia, demasiados cuestionamientos, lo llevan a moverse con la certeza de su soledad. Tal vez por esa razón no pierde la serenidad ante ninguna pregunta. Está convencido de que la única salida para la economía argentina es ordenar la deuda con el Fondo Monetario Internacional, por más injusta que sea, como piedra de toque de una eventual recuperación productiva. Cómo balancear las exigencias del organismo internacional con la delicada situación de la mayoría de los argentinos es otro de los temas. Acepta que no pudo con la inflación ni con el dólar, pero niega una devaluación.

Esta mañana lo entrevistamos en forma exclusiva en “La inmensa minoría” (Radio Con Vos) y el titular del Palacio de Hacienda se mostró optimista sobre el acuerdo con el Fondo: “Estamos trabajando para eso. Estamos haciendo nuestra parte y estamos trabajando con el staff del FMI para poder lograrlo. Es una situación muy grave en la que el Gobierno anterior dejó a la Argentina. Estamos buscando lograr un acuerdo sobre condiciones que aseguren que Argentina pueda seguir la senda de la recuperación tan fuerte por la cual estamos transitando”.

Sobre los cuestionamientos hacia Kristalina Georgieva (Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional), Guzmán aseguró que “es cierto que hubo disputas de poder que afectaron su figura, pero hoy la situación está estable. Es fundamental lograr que haya estabilidad en la conducción y en las definiciones geopolíticas para que se pueda negociar con claridad”.

En cuanto a las tensiones en el Frente de Todos por las posturas sobre el acuerdo con el Fondo, el ministro aseguró “Todos estamos en la misma página. Todos queremos resolver los problemas de la Argentina. No tenemos la capacidad para hacer frente a los vencimientos que están programados”.

“El presidente anunció el pasado domingo la firme decisión de enviar en diciembre al congreso un proyecto que refleje los entendimientos con el FMI, que tiene el respaldo de todo el FDT, incluida la vicepresidenta y el presidente de la cámara de diputados”.
Por otra parte, habló de su vínculo con la ex presidenta: “Con Cristina tenemos dialogo fluido y muy valioso”.

Sobre la responsabilidad de Mauricio Macri y su gestión: “No se puede hacer cualquier acuerdo. El acuerdo que firmó Cambiemos fue extremadamente dañino”. Además, abogó por derogar las políticas que propician que un Gobierno endeude al país.

Los detalles del acuerdo con el FMI
“Buscamos un acuerdo sustentable, sobre la base de nuestra visión para conducir la economía argentina, y lo que aquí ha habido es una negociación sobre un marco conceptual bien diferente al estándar, al que es usual en las negociaciones entre un país y el FMI. El punto de partida es entender que lo que ha detenido el crecimiento económico históricamente es la falta de divisas, la falta de dólares, la llamada restricción externa. Y que por lo tanto ese es el principal escollo a superar, que se debe lograr articulando el conjunto de condiciones macroeconómicas para el Estado desde la política productiva, y una articulación de reglas de juego que favorezca el desarrollo de los sectores con capacidad de generar divisas. Por otro, lado para que el mercado interno pueda crecer, es fundamental que el estado pueda cumplir su rol, apuntalando el crecimiento de la demanda, que es lo que viene ocurriendo, y debemos poder darle continuidad a ese camino”.

“Lo que nosotros hacemos es defender con absoluta firmeza los intereses de la patria. Cuidar a la Argentina”, precisó el ministro. “La Argentina nunca debería haberse metido ahí, es una cuestión de realidad. Hay quienes dicen que esta cuestión se arreglaría en cinco minutos. Ellos quieren obedecer, pero negociar no es obedecer”.

“¿Sabés qué le duele a los argentinos? -se preguntó el Ministro- que se haya tomado una deuda de 100 mil millones de dólares y no se haya usado para construir escuelas y rutas. La Argentina este año va a seguir creciendo. Las exportaciones van a seguir creciendo. Los puestos de trabajo siguen creciendo”, apuntó el titular del Ministerio de Economía.

Sobre el manejo de la inflación: “Hay una realidad, y es que hoy nuestro estado en particular está limitado en cuanto a los instrumentos que tiene. Cuando hubo acceso al crédito lamentablemente se mal utilizó, y en poco tiempo la moneda quedó debilitada. Entonces, lo que ocurre es que enfrentamos una situación en donde las necesidades sociales son enormes, sobre todo luego de cuatro años entre el 2015 y 2019 en recesión, y un 2020 muy difícil en un contexto de pandemia. En esas circunstancias las demandas hacia el rol del estado se acrecientan, pero al mismo tiempo los instrumentos son muy limitados. Entonces a la hora de confeccionar una política macroeconómica, es muy difícil generar un entusiasmo generalizado, porque el déficit fiscal que se puede financiar es bajo en relación a todas las necesidades de gasto que tiene la Argentina, pero por otro lado las restricciones de financiamiento que enfrentamos son tales, que tenemos que recurrir en buena medida a la emisión monetaria. Lo que hacemos es buscar ir al máximo que podemos para propiciar la recuperación económica, al mismo tiempo que vamos asegurando condiciones de estabilidad para el futuro”.

Sobre los aumentos de precios el ministro afirmó: “Sobre las variables que producen una alta inflación y un traslado a los precios de los supermercados, Guzmán valoró: “Lo que ocurrió este año era muy difícil de predecir. Ha habido una disrupción de las cadenas productivas que afectó la oferta de productos en todo el mundo. La pandemia cambió los patrones de consumo. La gente dejó de ir al teatro y comenzó a comer más en casa. Esto elevó los precios de los alimentos en todo el mundo”.

“El problema inflacionario es una de las dos principales ocupaciones de la política económica: generar empleos en el trabajo, y bajar la inflación. Nosotros esperamos que se siga en esa senda en noviembre, esperamos que haya una reducción tanto de la tasa de inflación intermensual, como de la tasa de inflación interanual. Estamos llevando adelante todas las gestiones necesarias para estabilizar el precio de los productos clave en la canasta”, afirmó el ministro.

También se refirió a los dichos del presidente Alberto Fernández sobre los formadores de precios. “Si todo el mundo está agitando que va a haber una gran devaluación, entonces termina ocurriendo que todos esperan que suban los precios, y terminan subiendo los precios. Todos estamos en la misma página. Todos queremos resolver los problemas de la Argentina”.

“Cuando el presidente plantea lo que plantea busca un acompañamiento complementario con acuerdos de precios”, remarcó Guzmán. Al mismo tiempo, manifestó: “Hay circunstancias en las cuales algunos sectores deciden no acompañar y manifestarse en contra”.
En cuanto a los salarios, Guzmán dijo: “Hay una heterogeneidad que marca el sector registrado, el sector formal de la economía, que ha tenido una ganancia con respecto al inflación de 4,8 por ciento en lo que va del año, mientras que los trabajadores informales son los que más han sufrido las consecuencias de la pandemia. Desde el 1 de octubre estamos viendo una dinámica menos heterogénea. Lo que hicimos fue una política de protección social muy activa, que de hecho ha funcionado para que en la argentina la distribución del ingreso hoy sea más equitativa que hace un año”.

Sobre un cambio en el esquema de tarifas, el ministro comentó: “estuvimos trabajando todo el año en esto, y esperamos poder implementar el año que viene un sistema en el cual los subsidios estén focalizados, y vayan para quienes más lo necesitan. El objetivo es que el año que viene tengamos segmentación de tarifas. La idea es que los subsidios vayan a quienes más lo necesitan, y poder contar con recursos para potenciar la inversión en obra pública”.
Sobre la posibilidad de ajuste, el ministro fue terminante “nosotros no vamos a firmar un ajuste. Eso lo hizo el gobierno anterior. No va a haber devaluación. Lo que nosotros buscamos hacer es un acuerdo que le permita a la argentina seguir recuperándose, y un ajuste del gasto público no funciona, sólo detendría la recuperación”.

Sobre una posible reforma en la política laboral, Guzmán dijo: “la política laboral ha sido dinámica en estos dos años de gestión, y nosotros consideramos que siempre deben seguir la dirección de asegurar los derechos para los trabajadores y trabajadoras. Lo que genera más creación de trabajo y creación de empresas (que es necesario para que en argentina haya más competencia) es una macroeconomía funcionando bien. Con la misma legislación laboral tuvimos períodos en los cuales en Argentina hubo fuerte creación de empleo, y fuerte creación de empresas, y eso es virtuoso. Nosotros no hablamos de grandes reformas, sino de una evolución continua de la organización del mercado de trabajo, adoptándose a lo que es la evolución tecnológica, la evolución de las formas de organización de la economía”.
“En cuanto a lo que viene, es que toda acción de política pública que ya hemos sacado, y de política económica en particular, se hace con el objetivo de construir esperanza, y ese es el camino por el que está yendo la argentina. Hoy hay congoja porque se ha vivido una situación muy difícil, y no sólo desde el punto de vista económico, me refiero al aumento de las tasas de suicidio juvenil, problemas de salud mental a nivel global, los enormes problemas que trajo la pandemia. Hay una sensación de angustia, y todos estamos saliendo de este momento. Pero el futuro es promisorio para la Argentina, y nosotros estamos haciendo todo para que sea bien promisorio, para que se asiente sobre bases firmes y podamos vivir mejor, con más oportunidades y con esperanza”, concluyó el ministro