martes 21 de mayo de 2024
Lo mejor de los medios

Concurso de belleza descalifica camellos por inyectarse Botox

En un intento por mantener a los camellos mejorados artificialmente para competir en los concursos de belleza oficiales, las autoridades sauditas descalificaron recientemente a 43 camellos por el uso de Botox y otros procedimientos cosméticos.

El Festival de camellos del rey Abdulaziz de Arabia Saudita, es uno de los varios eventos anuales que presenta un concurso de belleza de camellos. Por divertido que nos parezca a los occidentales, no es motivo de risa en Oriente Medio. De hecho, este tipo de competiciones es tan importante que, según los informes, algunos criadores recurren a inyecciones de Botox y otros retoques cosméticos para hacer que sus animales sean más bonitos.

Pero en esta oportunidad. la Agencia de Prensa Saudita informó que más de 40 camellos fueron descalificados del certamen del Festival del Camello Rey Abdulaziz de este año, debido a inyecciones de Botox y otros procedimientos cosméticos.

Aparentemente, el Botox es solo la punta del iceberg cuando se trata del uso ilegal de intervenciones cosméticas para los concursos de belleza de camellos. El uso de rellenos de colágeno para los labios, el aumento artificial de los músculos de los animales con hormonas, y el inflado de partes del cuerpo con bandas de goma, se han documentado en el pasado.

El uso de cosméticos por los criadores de camellos se ha convertido en un problema tan grande en los últimos años que los organizadores de la competencia han tenido que adaptar y adoptar tecnología “especializada y avanzada” para detectar cualquier manipulación no autorizada de los animales.

Para garantizar que se conserve la belleza natural del camello, los animales se controlan tanto física como clínicamente antes del concurso, utilizando máquinas de rayos X y ecografías. Los infractores se arriesgan a recibir multas de hasta 100.000 riales (27.000 dólares) por camello por procedimientos como Botox o inyecciones de hormonas, mientras que trenzar o teñir al camello se castiga con una multa de 30.000 riales (8.000 dólares).

Algunos podrían pensar que no vale la pena correr el riesgo por el prestigio de ganar un concurso de belleza de camellos, pero no se trata solo de fanfarronear. La cría de camellos es un gran negocio en el Medio Oriente, y una buena ubicación en los concursos de belleza puede tener implicaciones muy beneficiosas para los propietarios. Y luego está el dinero del premio. Este año, los criadores del King Abdulaziz Camel Festival compiten por unos 66 millones de dólares.

Lo último