sábado 22 de enero de 2022
Cursos de periodismo

Cómo hacer crecer un boletín desde cero vía Instagram

Hace poco más de un año, el periodista de tecnología y podcaster David Tvrdon comenzó a publicar una columna semanal en su cuenta de Instagram (solo en eslovaco). Todo comenzó con algunas notas que el periodista quería compartir con sus seguidores. Al mismo tiempo, buscaba contenido para publicar regularmente en Instagram para comprender mejor la plataforma. Así que decidió combinar ambos mundos, y experimentar, tratando de probar el potencial de una estrategia orgánica basada en Instagram.

El contenido fue diverso, incluidos días festivos, celebraciones internacionales, resultados trimestrales (principalmente empresas de tecnología), debates judiciales (muchos juicios anticorrupción en Eslovaquia), noticias relacionadas con COVID, eventos políticos (por ejemplo, un discurso presidencial o una nota de prensa digna de mención), nuevos programas de TV y estrenos de películas (tanto en streaming como en cines), o nuevos libros o eventos deportivos notables.

Al principio, solo tenía unos pocos cientos de seguidores, en su mayoría amigos y conocidos. Eventualmente, esto creció a más de 7000 seguidores. Todos sus seguidores son orgánicos, principalmente de algunas grandes cuentas que recomiendan su contenido semanal. Mensualmente, el contenido alcanza alrededor de 10 mil cuentas únicas.

Aunque se supone que las historias son la mejor forma de llamar la atención, el periodista notó que las publicaciones tenían más alcance, por lo general llegaban a 3 veces más usuarios que las historias. Concluyó entonces que el feed principal de Instagram sigue siendo (en gran medida) el lugar adecuado para llegar a las personas.

Luego de unas semanas, algunos seguidores le dijeron que les encantaría tener el mismo contenido en forma de boletín, y una seguidora (estudiante de periodismo) ofreció su ayuda. Pronto nació un boletín.

Querían darles a los suscriptores una razón adicional para recibir el contenido por correo electrónico. Primero, agregaron enlaces del tipo ¿Quieres saber más sobre un tema o evento que mencionamos? En segundo lugar, más información. En Instagram, mantenían el contenido simple y digerible. En el boletín, adoptaron un perfil más profundo, tratando de dar más información y contexto.

El newsletter se gestionó vía Substack (gratuito), que permite múltiples autores y es muy sencillo de manejar. Además, y para una mejor experiencia de usuario, compraron el dominio y configuraron un sitio de una sola página súper simple a través de Carrd, e incrustaron el formulario de registro de Substack. En las historias, publicaciones y descripción utilizaron el sitio para convencer a los seguidores de que activen el newsletter. Se encontraron con dos tipos de reacciones. Uno principalmente de la generación Z: «Me encanta el contenido, pero nunca me suscribiré al boletín, aunque lo leo todas las semanas en Instagram». El segundo: «Su boletín se ha convertido en una rutina de los lunes por la mañana».

Un año después, el periodista tiene diez veces más seguidores en Instagram que antes (7.300) y 750 suscriptores al boletín con una saludable tasa de apertura del 50%. Esto es gracias a la publicación de una pieza de contenido semanal.

Luego de lanzar el boletín, Tvrdon comenzó a darse cuenta de que el contenido no tenía que estar solo allí y en Instagram, así que empezó a publicar el mismo avance semanal en Twitter y LinkedIn. Claramente el uso todas las plataformas y redes sociales es una gran ayuda para llegar a la audiencia adecuada.

Los próximos pasos incluyen iniciar una versión de audio del newsletter, y algún tipo de opción de soporte, o incluso una membresía con contenido adicional.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último