martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Una oficina en el bosque que se alimenta con un auto eléctrico

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2021 (COP26), los países y los fabricantes de automóviles establecieron el objetivo poco ambicioso de volverse totalmente eléctricos para 2040. Si bien algunos estados y naciones están abordando esa falta de urgencia con sus propios objetivos, es probable que la demanda de los consumidores supere los mandatos gubernamentales.

En la isla de Värmdö, a poca distancia de Estocolmo, se encuentra una pequeña cabaña de madera construida como una oficina (no demasiado) remota. Está fuera de la red, y ubicada en el borde de un bosque.

Normalmente, en la latitud norte de Suecia, los paneles solares no suministran mucha energía, sobre todo en los meses de invierno, pero los dueños idearon una original solución alternativa: la cabaña está conectada a un auto Hyundai IONIQ5.

La función Vehicle-To-Load del automóvil lo convierte en un enorme banco de energía, que proporciona suficiente electricidad para alimentar una bomba de calor, un refrigerador, una máquina de café espresso, wifi y mucho más. Y como si fuera poco, aun le queda suficiente energía para que su conductor, que trabaja de forma remota, regrese a casa.

Apodada Today’s Office, la cabaña fue encargada por Hyundai, utilizando la unidad modular Space of Mind de 9 m2 de Studio Puisto.

La mayoría de las personas no pueden pagar una oficina en el bosque, pero la casa alimentada por un automóvil demuestra que los vehículos eléctricos tienen beneficios más allá de dejar los combustibles fósiles.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último