lunes 16 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Un proyecto para ayudar a guionistas a incorporar la crisis climática en sus historias

Entre protestas y recaudación de fondos, Hollywood y sus estrellas están haciendo mucho para combatir la crisis climática. Excepto hacer películas. Por eso nació Good Energy, un proyecto que promueve guiones y personajes fuera de los estereotipos habituales.

En una encuesta realizada en 2021 por el Pew Research Center en 17 economías avanzadas, el 72% de los encuestados expresó su preocupación por que el cambio climático les perjudicara personalmente. Pero esa ansiedad colectiva generalizada no se refleja en las películas y programas que vemos.

Para romper el «silencio climático» con narrativas impactantes, un grupo de activistas se ha unido a los realizadores de televisión y cine para formar Good Energy, una nueva guía para guionistas, diseñada para ayudarles a incorporar la crisis climática en las historias que cuentan.

Para cuantificar exactamente la magnitud del vacío, Good Energy encargó al Norman Lear Center’s Media Impact Project que investigara con qué frecuencia aparecían contenidos sobre el cambio climático. Menos del 0,56% de los guiones de películas y programas de televisión estrenados entre 2016 y 2020 mencionaban el «cambio climático». Para contextualizar, eso es menos que el número de veces que se pronunció «piña» (pineapple). Un análisis adicional de 36 palabras clave relacionadas -como deforestación, fracking, nivel del mar y energía solar- las encontró en el 2,8% de los 37.453 guiones.

El contenido producido por Good Energy, disponible gratis online, ofrece una rica fuente de información práctica, que incluye ejemplos de personajes y argumentos, cómo evitar tropos y cómo retratar comportamientos respetuosos con el clima.

Como remarca Good Energy: «Ninguna cantidad de sorbetes reutilizables o hamburguesas vegetarianas va a sacarnos de este lío. Necesitamos cambios sistémicos -es decir, nuevas leyes, incentivos, reglamentos e instituciones- si queremos eliminar rápidamente los combustibles fósiles, promover alternativas y eliminar las barreras a la acción. Pero también es importante que imaginemos el mundo que queremos crear. Ya sea mostrando carriles para bicicletas o personajes haciendo abono: cada detalle de la historia puede ayudar a formar la imaginación y promover nuevas normas culturales».

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último