jueves 2 de febrero de 2023
Cursos de periodismo

Bizarrap, Shakira y las canciones de no-ficción

A 11 horas de lanzado, ya es tarde para todo. Ya tuvo 25 millones de vistas (a los 10 minutos lo había visto un millón de personas), casi un cuarto de millón de comentarios solo en el video, el top ten completo de trending topics de Twitter en todos los países de habla hispana y, por supuesto, todos los memes posibles y más.

La «BZRP Music Sessions #53» que unió a Shakira con Bizarrap fue el primer fenómeno masivo del año (los Globo de Oro nunca lo fueron, salvo para los argentinos ayer, que revivieron por otros medios el furor mundialista por un rato). Y, como pasa con casi todo por estos días, en una semana habrá sido olvidado.

De editar videos divertidos como un youtuber del montón a su momento actual como productor musical estrella, el ascenso de Bizarrap también fue meteórico. De llegar al nicho de los de su generación, paso a ser tema en los programas de tv abierta, esos que solo ve gente nacida en el siglo pasado.

¿Qué tienen de especial las «BZRP Sessions» que fascinan, son esperadas como si fuera un nuevo iPhone, provocan reacciones de otros influencers que también hacen millones de vistas? Arriesgo una teoría: periodismo.

Escribí en Twitter

Bizarrap creó un espacio propio donde los artistas, cada vez más famosos, van desfilando como invitados. Con la misma estética siempre, el cantante frente al micrófono, de pie, todo teñido de azul, es el invitado de un programa. Bizarrap es la única constante, el conductor, en un segundo plano, pero igual de importante.

Y a diferencia de cualquier otra canción, acá el que habla no es un personaje, basado en el artista, pero con licencias. Acá es el artista mismo el que se confiesa. «La loba» de Shakra es ficción, su sesión con Biza, una declaración periodística. Los de Pimpinela tenían peleas de pareja tremendas, pero todos sabemos que son hermanos.

Lean la minuciosidad con la que este hilo explica las referencias que la letra hace a la vida de Shakira

Las celebrities del mundo de la música eligen cantar para el productor argentino lo que los atormenta como personas. Paulo Londra y Duki sobre ser famosos de golpe, Shakira sobre su ex, Residente sobre su pelea con J Balvin. Una entrevista/confesión sin molestas repreguntas y cobrando multimillonarios derechos de autor. Win-Win.

Este cóctel creciente de morbo se comparte en redes sociales como antes se hacía frente al televisor con «Intrusos». Chimentos en primera persona en la boca de sus protagonistas. Es efímero como el periodismo: nadie lee el diario de ayer como nadie escucha la sesión de Residente más de una vez.

Y con Shakira la fórmula rompió todos los récords. Sus frases «Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan», «Cambiaste un Ferrari por un Twingo. Cambiaste un Rolex por un Casio», terminaron siendo títulos de notas. «Perdón que te sal-pique», no deja lugar a la especulación. Como cumpliendo las fases del duelo, esta es ya la tercera canción que le dedica a su ex pareja después de la ruptura. Esta vez tocó La Ira. Y Piqué, los hijos de la pareja y su nueva novia deberán barrer los escombros de este megaescrache.

Entre tanto engagement, poco o nada se comenta del valor musical de estas sesiones. La última vez fue en su trabajo con Quevedo, el único que fue un hit perdurable, que todavía se sigue pasando en fiestas de todas las edades y haciendo que la gente baile y cante eufórica el estribillo. La letra no confiesa nada, no ajusta cuentas con nadie y solo le pide a su chica «Queeeeedate. Que las noches sin ti due-e-e-e-len». Apenas una canción de amor, como la de los viejos tiempos.

Diego Rottman
Diego Rottmanhttps://www.malaspalabras.com/
Diego Rottman es Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires. Director de la agencia DataPress Multimedia y del portal argentino Periodismo.com. Es autor con Jorge Bernárdez de dos libros sobre periodismo y medios: «Ni yanquis ni marxistas, humoristas» (Editorial de Belgrano) y «La Rebeldía Pop» (Planeta). En 1997 publican la primera novela argentina en Internet, «Vida de Averchenko». Como director de la agencia DataPress Multimedia ha realizado desde 1994 trabajos periodísticos especialmente orientados a gráfica impresa e Internet.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último