viernes 3 de febrero de 2023
Cursos de periodismo

Uno de cada cuatro libros nuevos se destruye: una empresa francesa quiere salvarlos

Se calcula que en Francia se desguazan 140 millones de libros nuevos al año. Casi uno de cada cuatro libros se destruye porque sus ventas no cumplen las previsiones. Parte del problema es la lucha por el espacio en las estanterías. Con el enorme número de títulos que se editan cada año, la competencia es feroz. Los libros pueden retirarse de una librería en cuestión de semanas y devolverse a los editores o distribuidores para un viaje de ida a la despulpadora.

Una nueva empresa francesa se propone reducir ese despilfarro dando a los libros una segunda oportunidad. MyFairBook, una librería en línea con una misión, cuenta con un comité de lectura que selecciona títulos y encarga cantidades modestas a las editoriales. Los libros se presentan temáticamente, cada uno de ellos con una presentación, una descripción de su estado de ánimo y su tema, junto con la cobertura de la prensa y las reseñas de los lectores.

MyFairBook, lanzada en octubre de 2022, espera vender 10.000 libros en su primer año. Para compensar el menor volumen de ventas -no ofrece bestsellers-, obtiene de las editoriales una mayor comisión que las librerías.

Como señala MyFairBooks, la mayoría de los libros no tienen fecha de caducidad, y guardarlos beneficia a autores, editores y al medio ambiente. Aunque es posible que la empresa sólo consiga evitar que una pequeña parte de los libros nuevos se conviertan en papilla de papel, su mera existencia llama la atención sobre una práctica enormemente derrochadora.

En respuesta a este despilfarro, en octubre de 2022 se puso en marcha My Fair Book. «Prolongamos la vida de los libros cuando deberían ser destruidos. Funcionamos con un sistema de venta privada, reelaboramos las existencias inactivas de los editores asociados», explican Patricia Farnier y Julie Rovero, las fundadoras.

Prolongar su existencia en nombre de la bibliodiversidad es una de las misiones del sitio, todo ello dentro de una lógica de economía circular. De este modo, My Fair Book revive las joyas escondidas en los desvanes de las editoriales a través de su plataforma, una especie de mesa del librero virtual que se renueva constantemente. Por el momento, el sitio se centra en los segmentos de literatura y libros de lujo, pero a largo plazo desarrollará otros segmentos, incluido el infantil.

Los consumidores, por su parte, tienen acceso a una selección muy cuidada de novelas que no están en la mesa de luz de todo el mundo. Y esa exclusividad va acompañada de la satisfacción de evitar la destrucción de una gran lectura.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último