miércoles 29 de mayo de 2024
Lo mejor de los medios

Premian a los ciudadanos de Shanghái por viajar en transporte público

En la aplicación oficial de movilidad de la ciudad, los ciudadanos de Shanghái obtienen puntos verdes por tomar el autobús o el tren

Suishenxing, la plataforma de movilidad como servicio de Shanghái, permite a los usuarios gestionar todos los aspectos del transporte diario en la ciudad, desde usar el metro hasta llamar a un taxi o pagar el aparcamiento. Para fomentar las opciones con bajas emisiones de carbono, los habitantes de la ciudad reciben créditos verdes cada vez que eligen un modo de transporte más sostenible.

La aplicación equipara 10 km en autobús o subte a 1 kg de reducción de emisiones de CO2. Después de cada viaje, los usuarios pueden ver cuántos créditos han acumulado. Pronto podrán canjearlos por regalos en la tienda online de Suishenxing.

Suishenxing es la primera plataforma metropolitana del mundo lanzada por un gobierno con funciones básicas, como transporte público, llamada de taxis y aparcamiento inteligente.

Su versión original apareció en línea el pasado octubre, basada en el sistema Mobility as a Service (MaaS) de Shanghái.

La ciudad se esfuerza por construir un sistema de transporte más ecológico, más inteligente y más orientado a las personas, fiable y resistente en los próximos 10 años, según un documento publicado por las autoridades locales de transporte el pasado octubre.

En breve se lanzará la versión 2.0 mejorada de Suishenxing, que aportará más servicios nuevos relacionados con las necesidades diarias de transporte de los residentes locales, incluida la reserva de billetes de tren y avión y otros servicios de transporte interurbano, según informaron el jueves las autoridades.

Aunque el sistema de transporte público de Shanghái es amplio, está bien desarrollado y lo utilizan millones de personas cada día, alrededor de una cuarta parte de los desplazamientos se siguen haciendo en coche. En esta megalópolis en expansión, la congestión del tráfico y las emisiones contaminantes son muy elevadas.

La iniciativa de créditos verdes de Suishenxing ofrece un recordatorio recurrente de las emisiones de CO2 que los residentes pueden ahorrar si eligen el transporte público en vez del coche, lo que supone un refuerzo positivo para hacer lo correcto. En una ciudad de casi 25 millones de habitantes, esos pequeños impulsos y decisiones individuales suman.

 

Lo último