sábado 22 de junio de 2024
Lo mejor de los medios

Arte con gatitos generado por IA para promover el arte original

Combinan Inteligencia Artificial y gatos para promocionar el arte original. Además, un proyecto para reconstruir obras de arte perdidas

Los algoritmos de inteligencia artificial no crean algo de la nada… todavía. Usan lo que aprenden del vasto repertorio de conocimiento humano que los alimenta. Los algoritmos que generan arte han causado una gran controversia en el mundo del arte, ya que los artistas reconocen su propio trabajo remezclado y regurgitado por programas de acceso público como Midjourney y DALL-E. Es comprensible la angustia que siente un artista cuando su obra es plagiada por una máquina que no sabe lo que hace.

La Oficina de Turismo de Viena está aprovechando precisamente esa polémica para promocionar los más de 100 museos de arte de la ciudad. La campaña UnArtificial Art utilizó Midjourney para crear versiones generadas por IA de cuadros clásicos de artistas desaparecidos con gatos como protagonistas. El arte gatuno seguramente llamará tu atención. La imagen de arriba nos muestra dos gatos, pero puedes ver que se inspira directamente en el cuadro de 1908 «El beso», de Gustave Klimt, conservado en el Museo Belvedere de Viena.

Es uno de los muchos cuadros que la oficina de turismo generó para incitar a los visitantes a ir a ver los originales que los inspiraron.

El Museo Belvedere ha encontrado otra forma de utilizar la inteligencia artificial para recrear arte. La serie de cuadros de Klimt llamada «Pinturas de la Facultad» fue destruida cuando los nazis quemaron en 1945 el castillo de Immendorf, donde estaban almacenados. La única prueba de que existieron fueron algunas fotografías en blanco y negro de las obras y una foto en color que mostraba una pequeña sección de un cuadro de Klimt.

El Belvedere se asoció con Google Arts & Culture para aprovechar una enorme red de expertos y técnicos en arte para reproducir las Pinturas de la Facultad mediante inteligencia artificial. El proyecto utilizó no sólo las fotografías de esas obras, sino también el estilo y los colores de las obras existentes de Klimt y un profundo conocimiento del arte de su época. Lea sobre el proyecto y vea las obras reconstruidas a todo color. El arte de Gustav Klimt ocupa un lugar destacado en las celebraciones del 300 aniversario del Belvedere.

Lo último