sábado 20 de abril de 2024
Cursos de periodismo

Así será el edificio impreso en 3D más alto del mundo: tardarán 900 horas en construirlo

El edificio impreso en 3D más alto del mundo se está preparando para su montaje en un remoto pueblo suizo. La Torre Blanca, creada por investigadores de la Universidad ETH de Zúrich, estará formada por más de un centenar de columnas y contará con un espacio para espectáculos en la parte superior.

La Torre Blanca (también conocida como Tor Alva) se está creando en colaboración con la institución cultural Nova Fundaziun Origen y actualmente se está imprimiendo por secciones antes de ser transportada y montada en el lugar de construcción, en el remoto pueblo de Mulegns, en los Alpes suizos.

La torre tendrá un intrincado estilo de influencia barroca y alcanzará los 30 metros de altura. Columnas impresas en 3D sostendrán cinco plantas y formarán su fachada semiabierta (también se instalará una membrana ligera desmontable para proteger el interior de las inclemencias del tiempo cuando sea necesario).

ETH de Zurich

Los visitantes accederán a las plantas inferiores, que estarán formadas por gruesas columnas, creando espacios más pequeños e imponentes. A continuación, subirán por una escalera de caracol, cada vez más ventilada y ligera, hasta llegar a un vestíbulo en la planta superior. En ella habrá un escenario y asientos para 45 personas, y se utilizará para pequeños conciertos y representaciones teatrales. Una vez finalizadas las representaciones, la torre se desmontará y se reconstruirá en otro lugar.

El proceso de impresión durará unas 900 horas y se llevará a cabo de forma similar a otros proyectos de arquitectura impresa en 3D. Para ello, las impresoras 3D robotizadas extruirán por capas una mezcla blanda similar al cemento a través de una boquilla con el fin de construir la estructura básica de las distintas partes de la torre para su ensamblaje.

«Toda la estructura de la torre se diseña con un software personalizado que permite definir con precisión la geometría y enviar los datos necesarios directamente a los robots de impresión», explican desde Digital Building Technologies de la ETH de Zúrich.

«Esta tecnología permite fabricar eficazmente elementos no estándar y a medida. Este tipo de formas serían casi imposibles de producir a esta escala utilizando tecnologías convencionales. En este nuevo proceso de construcción, la torre se ensamblará a partir de 102 columnas individuales impresas en 3D. Los elementos sólo se rellenan de hormigón donde es estructuralmente necesario, lo que reduce enormemente el uso de material. Este método de construcción evita residuos porque no es necesario encofrar para verter el hormigón», agregan desde la Universidad.

En muy poco tiempo, la arquitectura impresa en 3D ha pasado de ser un concepto futurista a producir viviendas convencionales, casas diminutas e incluso oficinas. El proyecto de la Torre Blanca es otro gran paso adelante de esta tecnología en auge, y se espera que esté terminado a mediados de 2024.

 

 

- Publicidad -

Lo último