Medios

10 consejos para mejorar tus fotografías nocturnas

Si bien la tecnología de la cámara en los teléfonos inteligentes y las DSLR continúa avanzando, la fotografía nocturna sigue siendo un campo difícil, independientemente de tu equipo. Cuando se trata de tomar fotos de noche o en entornos oscuros, el método de apuntar y hacer clic no es suficiente para obtener una buena imagen. A continuación algunos consejos para una mejor fotografía nocturna:


 

  1. Deshazte del flash

Si bien los principiantes pueden verse tentados a usar su flash para tomar fotos en la oscuridad, esto es lo último que se debe hacer. Un flash incorporado es una forma segura de garantizar que tu imagen estará sobreexpuesta y con iluminación desigual. Usar tu flash siempre significará que cualquier cosa que la luz golpee primero será enfatizada, lo que no es adecuado para imágenes con poca luz, donde la composición es importante, o donde deseas captar los detalles de un sujeto.

 

  1. Ajuste manual de la exposición

El modo automático de tu cámara es el menos adecuado para la fotografía nocturna. Por el contrario, debes cambiar a modo manual: aquí puedes ajustar la apertura, el ISO y la velocidad de obturación de tu cámara. Esta configuración te permite ajustar la exposición de la imagen: cuánta luz absorbe la cámara, y durante cuánto tiempo. La configuración exacta dependerá del tema y de los objetivos que desees para tu foto.

 

  1. Utiliza un trípode

Dado que la fotografía nocturna requiere largos tiempos de exposición, debes usar un trípode. Si tu cámara no se queda completamente quieta, incluso cuando el período de exposición sea de solo unos segundos, tu imagen saldrá borrosa y distorsionada. Un trípode también te permite ajustar el ángulo y la altura de tu cámara, por lo que es una mejor solución que apoyar tu cámara en una superficie plana. Un trípode también resiste mejor la vibración en superficies como puentes metálicos.

 

  1. Considera utilizar un botón de obturador remoto o control remoto

Debido a que tu cámara debe permanecer completamente inmóvil durante tiempos de exposición más largos, debes considerar usar un obturador remoto. Tocar el botón del obturador de tu DSLR o la pantalla táctil de tu teléfono puede causar suficiente movimiento para perturbar la imagen. Un control remoto puede reducir este riesgo ya que utiliza software o una señal para activar el obturador en lugar de un botón físico o un toque.

 

  1. Dispara en formato RAW

Tanto en los teléfonos inteligentes premium más modernos, como en las réflex digitales, puedes tomar fotografías en formato de archivo RAW. Este formato de imagen es esencial para la fotografía nocturna, ya que incluye todos los datos de imagen capturados por tu sensor. Estos detalles son importantes cuando se trata de capturar escenas nocturnas, y editarlas después. Si capturas estas imágenes como JPEG u otro formato de imagen comprimido, se pierden muchos datos esenciales, lo que hace que sea mucho más difícil capturar detalles sutiles o resaltar estos detalles con la edición.

 

  1. Tómate tu tiempo y experimenta con varios disparos

Es muy poco probable que obtengas una foto de la noche correcta la primera vez. Es por eso que es importante tomarte tu tiempo y experimentar con diferentes configuraciones para ver cuál funciona mejor con tu toma. Ajusta tu ISO, velocidad de obturación y apertura, luego toma una foto. Observa el resultado, ajusta la configuración nuevamente, y toma otra foto. Estudia qué funciona y qué no. Tomarte tu tiempo y probar diferentes tomas, te ayudará a alcanzar ese punto de excelencia para lograr la mejor toma posible.

 

  1. Utiliza horquillado y combina fotos si es necesario

Dependiendo del tema de tu foto, puede ser difícil obtener la exposición correcta en diferentes partes. Esto es especialmente cierto cuando se trata de sujetos que tienen partes a diferentes distancias de la cámara (por ejemplo, rocas grandes en una imagen de paisaje). Para obtener el equilibrio correcto en una foto nocturna, es posible que debas utilizar el horquillado. El horquillado es básicamente la versión manual de lo que los modos HDR hacen automáticamente: tomar múltiples disparos a diferentes niveles de exposición. Luego puedes usar un software de edición de fotos para combinar diferentes partes de cada toma, para obtener una imagen general con la exposición correcta.

 

  1. Asegúrate de que tu sujeto tenga suficiente iluminación

A menos que desees capturar específicamente una silueta, deberás asegurarte de que tu sujeto esté lo suficientemente bien iluminado en comparación con tu iluminación de fondo. Esto parece obvio para la fotografía en general. Pero la oscuridad de las escenas nocturnas significa que incluso una mínima cantidad de luz en el fondo puede hacer que tu sujeto se oscurezca. Esto es especialmente cierto cuando se trata de capturar un sujeto cerca de una calle o edificio iluminado. Debes asegurarte de que el sujeto esté colocado de tal manera que se beneficie de la iluminación circundante (por ejemplo, capturar el retrato de una persona debajo del alumbrado público) o suministrar tu propia fuente de iluminación para el sujeto.

 

  1. Ajusta el balance de blancos para iluminación artificial

Sobre el tema de la iluminación, no toda la luz es igual, especialmente cuando se trata de iluminación artificial. Dado que esta es la fuente principal de luz en las imágenes nocturnas, es probable que debas modificar la configuración del balance de blancos. Dependiendo de la fuente de luz, el esquema de color de tu imagen puede parecer demasiado frío o demasiado cálido. Debes decidir qué equilibrio deseas para tu imagen, y luego ajustar la calidez. A veces, el tono cálido de las luces viejas fuera de un edificio puede dar un gran tono a tu imagen. Pero si deseas un tono más neutro o estás buscando un esquema de color frío, la configuración del balance de blancos deberá compensar este tinte.

 

  1. Elige una configuración adecuada si deseas una toma larga

Si estás capturando un tipo específico de foto nocturna, como rastros de estrellas, necesitarás la ubicación correcta para tener en cuenta los largos tiempos de rodaje. Estas tomas pueden tomar varias horas. Lo que significa que no debes elegir una locación en la que te molesten o te pidan que te muevas. Además, no debes elegir una ubicación donde tú o tu equipo puedan estar en riesgo. Asegúrate de hacer tu investigación. Echa un vistazo a la ubicación durante el día, y la noche antes de la sesión. También debes asegurarte de que es legal que estés allí por la noche. Considera traer también a un amigo o compañero fotógrafo. Deberías hacer esto incluso si la técnica de fotografía que estás usando no necesariamente toma mucho tiempo. Querrás dejarte la libertad suficiente para tomar varias fotos y probar diferentes composiciones.

Vía