Soluciones

Una chaqueta metálica que podría protegernos del coronavirus

La batalla mundial contra el coronavirus solo lleva alrededor de seis meses, pero la moda ya está encontrando formas nuevas e innovadoras de adaptarse. No solo se realizarán rodajes editoriales en FaceTime y Zoom, sino que los próximos desfiles de ropa masculina de la temporada SS21 en Londres, programados para junio, por primera vez serán completamente digitales.

Pero ¿qué pasa con el futuro de la ropa en sí? Con una serie de  informes que afirman que es posible que nunca volvamos a vivir en un mundo libre de COVID-19, una variedad de marcas ha comenzado a explorar lo que eso significa para la forma en que nos vestimos. En este marco, la marca británica Vollebak lanzó recientemente una original chaqueta, que podría proteger a los usuarios contra el virus.

Apodada “Full Metal Jacket”, la innovadora chaqueta está hecha de más de 10.000 metros de hilo de cobre, conocido por sus propiedades para matar virus. «El cobre libera iones cargados eléctricamente que primero dificultan la respiración de un microbio, antes de perforar agujeros en su membrana externa y moverse para eliminar por completo su ADN, evitando que desarrolle cualquier resistencia futura», cuenta Steve Tidball, cofundador de Vollebak.

Si funciona o no es otra cuestión, dado que las pruebas específicas de coronavirus aún no han comenzado. «No tenemos un gran laboratorio, no tenemos un equipo de científicos, y no tenemos acceso al COVID-19, por lo que no podemos rociar la chaqueta con el virus para ver qué sucede”, dijo el diseñador.

«Realmente todavía estamos en la fase uno, que está demostrando la viabilidad de hacer ropa casi completamente de cobre», continuó. “La fase dos está comenzando a probar de lo que es capaz. En última instancia, estamos enfocados en el futuro de la ropa en el próximo siglo. Realmente consideramos que la ropa resistente a las enfermedades es una ambición a largo plazo frente a una solución a corto plazo”.

Con la chaqueta actualmente  a la venta  en el sitio web de Vollebak, en otros lugares, la marca también ha desarrollado una camiseta biodegradable fabricada únicamente con algas, así como una chaqueta hecha de grafeno, que actúa como un radiador para quienes la usan.