viernes 19 de octubre
Interesante

“Anatomía política de Twitter en Argentina”, de Ernesto Calvo

Las redes sociales democratizaron la diseminación y el acceso a la información, pero también crearon un universo de patologías informativas que son utilizadas sistemáticamente para hacer política y para hacer negocios.


Trascendidos, primicias y filtraciones de todo tipo coexisten con información dudosa o falsa. Múltiples Sciolis, Macris, Lanatas o Larretas compiten por las preferencias de los tuiteros Argentinos. En Twitter hay barrios bajos y personajes oscuros que inundan las redes sociales durante conflictos tan diversos como la #PrimaveraArabe, #Ferguson,#Baltimore, #Nisman, #Ayotzinapa o #NiUnaMenos. Regiones de la web donde difícilmente se atreverían a caminar los buenos ciudadanos que mantienen sus cuentas verificadas y sus computadoras en orden.

En su nuevo libro, el politólogo Ernesto Calvo reflexiona sobre política y redes sociales en Argentina tomando como objeto de investigación los tuits sobre el fallecido fiscal Nisman.

A continuación, un fragmento a modo de adelanto:

IV. Trolls, fakes y la guerra de trincheras de las redes sociales

“El problema de los datos publicados en Internet es que uno no puede confiar en ellos.” Abraham Lincoln, 1864.

El 19 de enero a la madrugada, tan sólo 4 horas después de que Damián Pachter reportara sobre la muerte de Alberto Nisman, una cuenta fue creada en Twitter bajo el nombre de @AlbertoNisman. Unos minutos más tarde, a las 4 AM, el falso Nisman publicaría su primer tuit: “Holi”. El nuevo usuario virtual se sumó a una larga lista de trolls que están activos en las redes sociales, que incluyen al falso @FiscalNisman, al falso @CuervoTiinelli (con dos i latina) y a una multitud de Lanatas, Larratas, Cristinas y Kretinas. La cuenta falsa de Alberto Nisman era la continuación de una ardua batalla mediática, que tiene como soldados a falsos usuarios y como destino a la red en su conjunto.

Tres minutos más tarde, el falso @AlbertoNisman publicaría su segundo tuit: “Me dijeron que diga que me suicidé”. La batalla mediática escalaría durante las siguientes horas. Mientras los actores cercanos al gobierno se mantenían callados y la oposición se mostraba indignada, las formas más violentas de la lucha política en las redes sociales eran llevadas adelante por cuentas anónimas.

tt6
El problema no es nuevo. En un artículo reciente, Stephen Marche citaba a uno de los directivos de Twitter, quien se quejaba en un memo interno: “Estoy francamente avergonzado de cuán pobremente hemos lidiado con este problema durante mi estadía como jefe de Operaciones [de Twitter]” (Marche, 2015). En efecto, la proliferación de identidades falsas en las redes sociales se ha tornado endémica, con estimados cuyos valores más conservadores son de alrededor del 5% (reportado por Twitter). Sólo en Estados Unidos, ello representaría alrededor de 10 millones de cuentas truchas.

Estas cuentas sin remitente político ni adscripción formal permiten llevar adelante una multiplicidad de estrategias políticas que de otro modo serían imposibles; desde la divulgación de material secreto –como el que se encuentra bajo secreto de sumario– hasta la confección y/o difusión de información privilegiada. En este caso, la difusión de esta información puede ser utilizada para movilizar recursos sociales o para caricaturizar las posiciones o a las personas que apoyaron distintas narrativas del caso #Nisman.

Los de afuera son de silicio
Una de las estrategias más comunes para crear cuentas falsas es reproducir la cuenta real de un usuario y agregar alguna letra al nombre. Estas cuentas falsas luego se insertan en las comunidades de Twitter siguiendo indiscriminadamente a usuarios y esperando que al menos una fracción de ellos devuelva el follow. Podemos reinterpretar la queja de Malcom Gomez en el Capítulo 2 en el contexto de estas cuentas falsas. En efecto, Malcom Gomez quizá eligió un ultra-K que fue insertado para polarizar las redes antes que un ultra-K con el cual mantener una relación duradera.

El objetivo de las cuentas falsas en algunos casos es distribuir “chivos” entre los usuarios con fines comerciales. En otros casos los objetivos son políticos y se busca sembrar cizaña y caldear los ánimos de comunidades de usuarios. Esta es la definición de troll más difundida en Internet, la de un individuo que en forma anónima se dedica a distorsionar la comunicación entre usuarios de una misma comunidad insultando, engañando y atormentando, en algunos casos con objetivos políticos y en otros por el placer sádico de infligir sufrimiento.

Tan sólo unas horas después de la creación del troll @AlbertoNisman, otra cuenta falsa comenzó a publicar su propia cadena de tuits: “Terminó la autopsia: Nisman se habría suicidado de 4 balazos, #CFKAsesina”. Dicha cuenta falsa está diseñada para actualizarse automáticamente con la página de Marcelo Tinelli y, a su vez, para intercalar tuits propios virulentamente antigobierno. Al igual que en el caso de @AlbertoNisman, el falso Tiinelli publicaría en los siguientes días una cadena de mensajes destinados a “levantar” a las masas opositoras para rebelarse contra la opresión Kristinista. En este caso, la fibra moral del indignado era de dudoso origen.

La cuenta del falso Tiinelli publicaría un sinnúmero de tuits. En los siguientes 40 días tres mensajes del falso Tiinelli serían retuiteados un total de 5.370 veces, lo que la ubica como una de las identidades falsas más exitosas del caso #Nisman. Esto no es sorprendente, dado que el falso Tiinelli tiene en la actualidad más de 280.000 seguidores, los cuales en su gran mayoría deben creer que están siguiendo al verdadero Tinelli. Es sin embargo probable que el falso Tiinelli tenga también un número desproporcionado de cuentas falsas siguiéndolo a él. En efecto, a diferencia de los usuarios de carne y hueso, los fakes nunca eliminan seguidores. Por tanto, es altamente probable que la tasa de cuentas falsas siguiendo a Tiinelli sea muy superior al 5%.

Descubra las 9 diferencias: ¿cuál es el falso Tiinneli?tt2Nota: ambas imágenes corresponden al 23 de abril de 2015, 7:55 PM.

Mientras que el falso Tiinelli se paseaba por los carriles opositores y era retuiteado por más de 5.000 usuarios, la cuenta oficial de Tinelli sólo publicaría un mensaje con respecto al caso #Nisman. En este mensaje, el Tinelli oficial daba sus condolencias a la familia del fiscal. Este mensaje sería retuiteado por 1.241 de sus seguidores. En la competencia con su otro yo, el Tinelli oficial recibiría una fracción de la atención que le fue deparada al falso Tiinelli. Parafraseando al senador Lucas Ayarragaray en los debates de la reforma electoral de 1911, el contrincante era tan bueno que hasta los muertos vinieron a votar por él.

tt3

Al igual que en capítulos anteriores, el análisis de redes nos permite ver quiénes fueron los actores políticos y sociales que diseminaron el mensaje de las cuentas falsas. La Figura 10 muestra la ubicación de quienes publicaron los mensajes de las cuentas de @AlbertoNisman, @FiscalNisman y @Cuervotiinelli en la red social #Nisman. Uno de los datos más interesantes de estas tres cuentas es que ninguna de ellas se encuentra en el centro de la coalición oficialista o de la coalición opositora. En efecto, las tres cuentas falsas operan desde la periferia del caso #Nisman y son retuiteadas por un número relativamente marginal de los que juegan desde adentro pero obtienen un número significativamente mayor de retuits entre los que sólo están de paso por el caso. Estos usuarios, quienes no ponen el mismo esmero en detectar el origen de las cuentas y que prestan una atención limitada a los diálogos en Twitter, absorben la información que circula por las redes y difunden su contenido sin pensarlo dos veces.

tt4

Aun cuando los falsos Nisman y Tiinelli participan desde afuera, los usuarios que retuitearon desde el interior de las comunidades del gobierno y de la oposición procesaron los mensajes de un modo consistente con las divisiones políticas que describimos en los capítulos anteriores. En todos los casos, los usuarios que se entusiasmaron con los mensajes publicados desde las cuentas falsas se concentraron en el oficialismo o en la oposición de modo previsible. Mientras que el falso @AlbertoNisman era retuiteado más intensamente por actores cercanos al oficialismo, las publicaciones de @FiscalNisman eran retuiteadas primariamente desde la oposición. En efecto, los objetivos políticos y de movilización de ambas cuentas eran notablemente distintos. Mientras que @AlbertoNisman se mofaba de quienes se movilizaban y protestaban por el caso #Nisman, @FiscalNisman arengaba intensamente a protestar, a rebelarse, a luchar y a terminar con el gobierno.

tt5

El discurso de @FiscalNisman surgía de uno de los sectores más virulentos de la oposición, aquel que desde el oficialismo fue acusado de golpista y de tener nexos con sectores afines al golpe de Estado de 1976 (ver Figura 10).

En las primeras horas de la madrugada del 19 de enero, el falso @FiscalNisman realizó su primer llamado a movilizarse contra el gobierno. Durante exactamente un mes @FiscalNisman organizó, retuiteó y arengó a quien quisiera escucharlo en la tuitósfera. Acusó al gobierno de ilegítimo, inmoral y asesino. Retuiteó los mensajes de la oposición y se dedicó de lleno a la organización de la movilización del 18 de febrero. Finalmente, pasada la hora del almuerzo, el 18 de febrero, envió su último tuit: “#18F. LLEGARON LOS FISCALES A LA MARCHA. Los presentes los saludaron y cantaron el himno”. Sería el último mensaje antes de, muy posiblemente, asumir una nueva identidad.

tt6

Pocas dudas existen de que @FiscalNisman fue una cuenta virulentamente opositora, que buscó alimentar los aspectos más combativos de la movilización del #18F. Como ocurre con casi todas las prácticas de los trolls de Internet, queda abierta la discusión sobre si @FiscalNisman era un amigo de @Cuervotiinelli o de @AlbertoNisman. En efecto, en la tuitósfera, es virtualmente imposible saber quién creo una cuenta o cuál fue el final de juego para el que fue creada. Aun cuando la cuenta de @FiscalNisman sigue activa, su dueño ha migrado a otras tareas.

Anatomía política de twitter en Argentina
¿Qué sucede en situaciones de crisis (o en períodos de campaña) cuando todas las reglas se trastocan? ¿Es Twitter la continuación de la política por otros medios?
Publicada por: Capital intelectual
Fecha de publicación: 10/01/2015
Edición: 1a
ISBN: 978-987-614-486-5
Disponible en:Libro de bolsillo

 

Dejar un comentario