domingo 21 de octubre
Interesante

¿Cual es el mejor horario para el sexo?

¿Te preguntaste alguna vez cuándo es el mejor momento para estar con tu pareja? Seguro, en una charla con amigas, el tema salió y todas empezaron a decir qué momento les resultaba mejor y cuál no… El científico alemán  Peter Platz, especialista en sexualidad y biorritmo, se preguntó lo mismo y con esta duda realizó un estudio demostrando que hay horarios del día que son mejores que otros para disfrutar del sexo con tu pareja.


Si bien el deseo sexual varía en hombres y mujeres, Platz asegura que hay momentos del día en que coinciden y que son ideales para tener sexo. ¡Anoten! Para este especialista, las nueve de la mañana y las cuatro de la tarde son los mejores horarios. ¿Por qué? Porque es cuando nuestras hormonas  sexuales están mejor predispuestas.

Apenas nos levantamos [antes de las 9], según el estudio de Platz que difundió el diario español El mundo, los organismos masculinos están preparadísimos, sus hormonas están a full. En cambio, para las mujeres no es así, el factor sueño pesa más. Pero a las 9 de la mañana, el panorama es diferente: los organismos de hombres y mujeres parecen coincidir en lo que quieren. El nivel de endorfinas es alto y de ahí a la excitación hay un paso o mejor dicho, una caricia.

Después de las 10, el deseo de ellos empieza a disminuir. No así, el de nosotras que podemos disfrutarlo plenamente y si nos dan placer más.  A las 11, ellos vuelven a sentirse más predispuestos.

Entre las 12 y las 14, no parece ser el mejor horario para el encuentro sexual. Cada uno está en su mundo. Ellos si se les propone se suman, pero nosotras tendremos otras prioridades y nos costará estar atentas a este especial llamado de las sábanas.

A las 16, otra vez el panorama vuelve a cambiar y así como las 9 de la mañana es un buen momento, este horario también lo es. Es ideal. Ya que vuelven a coincidir los biorritmos eróticos de hombres y mujeres.  El deseo está a pleno y ambos están dispuestos a un encuentro en todo sentido.

Lo llamativo del estudio de Platz es que señala que la noche no es un buen momento para tener sexo, menos después de comer, ya que los organismos disminuyen su actividad física y además, el sueño es un factor que atenta contra el deseo.

En horas de la  madrugada y aunque la melatonina (la hormona del sueño) pese, las mujeres parecen estar más dispuestas a tener relaciones que ellos. Si queremos guerra, vamos a tener que insistirle a los guerreros porque muy probablemente estén bastante dormidos.

 

Dejar un comentario