Interesante

Aisoy1 V5, el robot que ayuda a los niños con autismo

Los padres y miembros de la comunidad científica están en la búsqueda continua de respuestas al autismo. Por qué ocurre y cuál es la mejor manera de tratar con él es lo primero que habitualmente se preguntan. Y si bien puede haber respuestas claras en este punto, los empresarios son persistentes en sus esfuerzos para encontrar maneras de hacer más sencilla la vida de aquellos que viven con autismo, y la de sus cuidadores.


Ahora, los investigadores de la Universidad Miguel Hernández y la empresa española Aisoy Robotics se han unido para investigar cómo el nuevo robot educativo del grupo, AISoy1 V5, puede aumentar la eficacia de las sesiones de terapia llevadas a cabo en la clínica de la universidad.

aisoy1-robot-autism

El esfuerzo conjunto está en relación con el desarrollo de las habilidades emocionales, sociales y cognitivas de los niños. Considerado como un compañero para los niños, la simpática herramienta educativa, se espera que ayude en la construcción de vínculos emocionales entre los niños y AISoy1, con miras a ayudar en la adherencia terapéutica.

La apariencia externa de AISoy1 es sin duda agradable. De hecho, se parece más a un juguete que a una herramienta educativa, lo que sin duda estuvo en la mente de los desarrolladores cuando lo diseñaron.

dsc_0941_2048x2048

Recientemente, José Manuel del Río, director general de Aisoy, fue citado en tendencias digitales diciendo, «Ya tenemos un sistema operativo emocional, llamado Airos, que incluye un motor emocional, uno cognitivo y uno de decisión. Tiene un nivel de aplicación para la creación de apps para el usuario que llamamos Bot-apps”.

Del Río agregó que los científicos no han avanzado aun en estudios en profundidad relativos a porqué los robots son tan idóneos para el emprendimiento, pero sugirió que lo más probable es que tenga que ver con la «expresividad de la cara» de AISoy1, por lo que es fácil para los niños «se entiendan y comuniquen.»

En el futuro, el objetivo del grupo es que AISoy1 o su sucesor, quizá puedan ampliarse para lograr resultados con otros trastornos de la infancia como ADD, hiperactividad y trastornos de impulsividad. «Vamos a terminar la fase de desarrollo [de nuestro trabajo actual] en un par de semanas», dijo del Río. «Entonces vamos a [empezar a trabajar en un] estudio de la aplicación de la terapia con 50 niños, de entre 8 y 10 años. Si los resultados son positivos, vamos a entregar esos programas a los padres interesados para su uso en sus hogares. «La esperanza es que una versión de prueba del software robótico para AISoy1 esté disponible a partir de enero de 2017.

Vía