Interesante

“Embarazados” hacen campaña para que la gente ceda sus asientos

En muchos países corresponde al código común de modales urbanos ofrecer el asiento a ancianos y mujeres embarazadas. Pero, a menudo eso no sucede. Esto es algo que por desgracia pasa en todo el mundo, y les sucede incluso a famosas estrellas de cine.


En septiembre pasado Olivia Wilde pasó un viaje entero de pie estando embarazada de ocho meses. Y si se ignora una estrella de Hollywood embarazada…, es más que probable que ignoraren a una mujer encinta común y silvestre.

Afortunadamente, unos tipos geniales encontraron una solución hilarante y eficaz para crear conciencia. Un grupo de hombres de Chengdu, China, comenzaron a usar falsas panzas de embarazados durante sus viajes de metro como recordatorio, para que los pasajeros cedan sus asientos a las mujeres embarazadas.

Estos muchachos decidieron poner en marcha su campaña porque todos están casados con mujeres embarazadas, y están profundamente desilusionados por la forma en que las personas se niegan a darles su lugar.

Si bien puede ser más fácil ensimismarse mirando gente en Tinder durante los viajes al trabajo, y pretender que no las personas que te rodean no existen, es bastante difícil hacer caso omiso de cuatro tipos que perfectamente podrían ser parte de la película Junior, de Schwarzenegger.

Es una idea efectiva, pero que probablemente puede llevar a algunas preguntas muy difíciles que desafían la anatomía humana básica. Y cuando se trata específicamente de las mujeres, no hay nada peor que confundir a una señora pasada de kilos, con alguien que realmente está embarazada.

Corea del Sur fue un paso más allá de estos futuros padres mediante el desarrollo de un sensor inalámbrico que alerta a los pasajeros del tren cuando una mujer embarazada entra al vagón. El sensor se puede conectar a una cartera o prenda de vestir, e interactúa con un módulo unido a la parte interior del tren. El módulo se enciende y pide a los pasajeros a abandonar su asiento.

Vía