lunes 18 de junio
Interesante

10 frutas, 10 tragos

La fruta no solo se come, ¡también se bebe! Diez recetas de bebidas deliciosas para las mejores frutas de temporada.


 

Melón: Luego de comprarlo, dejalo madurar unos días. El punto ideal es cuando está blando y fragante.

La receta: licua jugo de medio limón con un puñado de hielo y dos tazas de melón trozado. Refrescante y delicioso.

 

Arándanos: Los arándanos no duran mucho en la heladera y son ideales para tener siempre en el freezer: no pierden sabor y conservan todos los nutrientes.

La receta: Una taza de arándanos congelados, media taza de yogur y media de leche pasados por la licuadora son un desayuno o snack perfecto.

 

Durazno: Ojo al elegirlos: que no estén muy blandos ni pasados porque de un momento se ponen inutilizables. Una receta ideal para aprovechar los duraznos de la temporada es la de Italian Soda, un tipo de refresco simple que está de moda.

La receta: Herví por 5 minutos dos duraznos en puré con un par de cucharadas de azúcar. Cuando se haya enfriado, sirve en un vaso de trago largo dos cucharadas del syrup y completá con agua carbonatada o ginger ale. Sirve con hojitas de menta.

 

Limón: Todos hemos probado la clásica limonada o agregado una rodaja de limón a nuestro trago, pero la limonada frozen lleva esta ácida fruta más allá, volviéndola completamente deliciosa y perfecta para un caluroso día de verano.

La receta: Mezclá media taza de azúcar y media taza de agua y calienta en una olllita hasta que el azúcar se disuelva. Mezclá el almíbar resultante con una taza y media de jugo de limón y una taza y media de agua. Vierte la limonada en una fuente chata y lleva al freezer. Durante las primeras horas rompé los cristales con un tenedor a cada hora. Luego, cuando esté congelada del todo, raspá con un tenedor y sirve en vasos de margarita.

 

Banana: ¿Por qué quedarse en el simple licuado de banana con leche cuando se puede hacer algo mucho más divertido? Ideal para beber acompañando un postre.

La receta: Licuar una banana congelada en rodajas, una taza de leche, una taza de helado de vainilla, unas gotas de extracto de vainilla y unas gotas de extracto de coco. Servir y decorar con virutas de coco y canela.

 

Ananá: Pocas frutas más jugosas que el ananá, que ofrece el balance perfecto de dulce y ácido. Esta bebida es ideal para consumir al lado de la piscina en un vaso bien largo.

La receta: Licuar una taza de ananá en cubos, dos tazas de hielo y media taza de crema de coco hasta que el hielo esté completamente roto.

 

Frambuesas: De la familia del arándano, es otra fruta que por su textura delicada conviene guardar en el freezer.

La receta: combinar en una licuadora una taza de frambuesas congeladas, un vaso de refresco sabor lima-limón y un chorrito de jugo de limón. Licuar dejando algunas frambuesas sin deshacer.

 

Mango: Como es firme y carnoso, tiene la textura ideal para hacer bebidas cremosas y refrescantes al mismo tiempo. El lassi es una mezcla de milkshake y licuado de fruta y es un favorito en los restaurantes indios.

La receta: Licuar media taza de yogur, una taza de mango en cubos, media taza de agua, una cucharada de miel y un poco de jugo de limón. Agregar una taza de hielo y volver a licuar.

 

Sandía: Casi no necesita agregados, porque la sandía es tan acuosa que comerla en rodajas es casi como beber un jugo. Funciona increíble combinada con menta.

La receta: una taza de sandía cortada, un puñado de hojas de menta, 3 o 4 cubos de hielo. Licuar todo junto hasta que no queden pedazos de hielo.

 

Granada: La granada es difícil de consumir fresca porque tiene poca carne alrededor de la semilla. Para esta receta un jugo comprado de granada funciona perfecto, siempre que no tenga azúcar agregado.

La receta: hervir diez minutos una taza de jugo de granada con un palito de canela. Cuando se haya enfriado, dividir en dos vasos y completar con agua carbonatada y hielo. Se puede servir con arándanos congelados de adorno.

 

Dejar un comentario