Interesante

Jeff Bezos explica la manera perfecta para tomar decisiones de negocio riesgosas

“La mayoría de las decisiones deberían tomarse con alrededor del 70% de la información que uno quisiera tener“, afirmó el CEO de Amazon Jeff Bezos, en su carta anual a los accionistas, publicada la semana pasada. “Si se espera a tener el 90%, en la mayoría de los casos, podría ser demasiado tarde.”


Bezos explica cómo maneja la gigantesca empresa de 341.000 empleados, como una startup.

Es un concepto que llama Día 1. El mantra Día 1 es tan fundamental para él que así nombró al edificio en el que trabaja, “y cuando me mudé de edificio, me llevé el nombre conmigo”, contó.

Uno de los principios de la mentalidad Día 1 es tomar decisiones más rápidas”, dijo. “Pero no se trata sólo de la velocidad. Cualquiera puede recoger las cosas rápido de cualquier manera. De alguna forma hay que lograr tomar decisiones de alta calidad y alta velocidad”, explicó Bezos. “Algo sencillo para start-ups, y un gran desafío para las grandes organizaciones.”

El empresario esbozó algunos pasos para lograrlo:

  1. Aprender a trabajar con apenas suficientes datos, apuntar a lo que se necesita (70%) en lugar de deslomarse por la casi certeza (90).
  2. Sentirse cómodo ante la incertidumbre, permaneciendo flexibles luego de tomar una decisión. “Muchas decisiones son reversibles, son puertas de doble sentido”, dijo. Para aquellas decisiones que se pueden deshacer fácilmente, usar “un proceso de peso ligero”. El empresario afirma que se puede saber si una decisión es ligera respondiendo a la pregunta ‘¿Qué pasa si estás equivocado?’”.
  3. En lugar de centrarse en evitar errores al tomar decisiones perfectas, convertirse en un maestro de “reconocer y corregir las malas decisiones, rápidamente”. Si eres bueno en el curso de corrección, “estar equivocado puede ser menos costoso de lo que se cree, mientras que ser lento va a ser costoso seguro”.
  4. Por último, para las grandes (esas decisiones que no son reversibles o que tienen un gran efecto en los clientes, empleados o socios), hay que cambiar la idea de comprar/aprobar. Es mejor optar por “no estoy de acuerdo, pero me comprometo”.

“Si tienes la convicción en una dirección en particular, aunque no haya consenso, es útil decir, ‘Mira, sé que no estamos de acuerdo en esto, pero ¿apostarías conmigo en esto?'”, dijo Bezos.

Este es uno de los valores centrales de Amazon, y, como hemos informado anteriormente, se utiliza para decidir qué nuevos productos lanzar, incluyendo Alexa y el Echo.

Bezos dijo que este concepto se aplica a los jefes, incluido él mismo:

“Si eres el jefe, también debes hacer esto. Estoy en desacuerdo y me comprometo todo el tiempo. Recientemente dimos luz verde a un film original de Amazon Estudios. Le dije al equipo mi punto de vista: es discutible si sería lo suficientemente interesante, complicado de producir, los términos comerciales no son tan buenos, y tenemos un montón de otras oportunidades. Ellos tenían una opinión completamente diferente, y querían seguir adelante. Les contesté de inmediato: ‘no estoy de acuerdo pero me comprometo, y espero que se convierta en lo más visto que hayamos hecho jamás'”.

“Cuando no estás de acuerdo y te comprometes, no se trata de la celebración de un “te lo dije” sobre las cabezas de otras personas”, dice Bezos. “Es una oportunidad para que la gente escuche un punto de vista opuesto, pero siguiendo adelante con el pleno apoyo de todos, aunque los holdouts nunca cambien de opinión.

“En otras palabras, es un proceso de toma de decisiones horrible”, dijo Bezos. “Es lento y des-energizante, pero un entorno de alta velocidad en la toma de decisiones es más divertido.”

Vía