martes 11 de diciembre
Contenido patrocinado

Los catálogos virtuales están cambiando la forma de vender por internet

Desde hace varios años que el comercio ha comenzado a ver una serie de cambios radicales gracias a la popularización de las compras por internet, algo que si bien inició como una amenaza para las tiendas tradicionales, poco a poco comienza a convertirse en uno de los mejores aliados para que todas las partes involucradas puedan incrementar la generación de ingresos.


Un caso de esto es el de los catálogos virtuales.

Estos son intermediarios que se encargan de colocar en internet las ofertas de algunas de las tiendas más importantes del mundo con el objetivo de agilizar el proceso de digitalización de las mismas, logrando no solo atraer a los consumidores que utilizan el internet como una su canal de compras predilecto, sino también brindar un valor extra para todo aquel que no sea asiduo a esta forma de comercio.

Se trata de una metodología de ventas con la que han logrado desarrollar una forma fluida de conectar el comercio minorista tradicional y al e-commerce, sin la necesidad de realizar grandes inversiones en digitalización. Del mismo modo, las empresas que se han unido a esta tendencia digital han aprovechado para dar a conocer ofertas únicas, incluso antes de que estas lleguen a los locales comerciales.

Debido a sus características únicas en cuanto a patrones de consumo e inversiones en desarrollo tecnológico, nuestra región se ha convertido en un campo de pruebas para este tipo de intermediarios, con decenas de empresas en países como Argentina, Chile, y México aprovechando estas tendencias de consumo digital para dar a conocer sus productos.

Las cadenas de supermercados han sido algunas de las que mejor han sabido capitalizar este tipo de plataformas para dar a conocer sus productos, con empresas como Coto publicando ofertas de forma constante para incrementar el alcance de su mercancía. Así mismo, grandes proveedores de corte internacional también han aprovechado estos catálogos digitales para brindar sus ofertas (Carrefour siendo uno de los casos más relevantes en nuestro país) y aprovechar las grandes temporadas de consumo, como el Black Friday o la navidad.

Lo más interesante de esta estrategia es que la misma no se ha limitado a un solo tipo de productos, sino que ha logrado ganarse un lugar ante vendedores de todo tipo, desde las tiendas de moda y electrónica, hasta quienes venden productos para el hogar, alimentos, medicina, entre muchos otros.

Si bien es cierto que las empresas de mayor tamaño ya han comenzado a optar por una transformación digital generalizada, con tiendas virtuales propias o una presencia fuerte en canales como Amazon o MercadoLibre, la realidad es que los catálogos virtuales se han convertido en una herramienta de gran atractivo para los negocios que quieren comprobar el potencial del comercio electrónico sin la necesidad de lanzarse de lleno en este complejo mundo.

 

Dejar un comentario