domingo 5 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Cómo diseñar el espacio perfecto para practicar yoga en casa

¿Tienes un apartamento diminuto? No es necesario que renuncies al yoga, solo tienes que ser un poco flexible. A continuación, la instructora y autora del libro “Every Body Yoga”, Jessamyn Stanley, comparte sus consejos sobre cómo convertir el hogar en un estudio de yoga individual:

Mantente firme

Si recién estás comenzando con el yoga, copra una colchoneta (o mat) barata, literalmente de cualquier lugar. Te obligará a ser más consciente de la posición de tu cuerpo para evitar deslizarte, en lugar de depender de una colchoneta ultra adherente.

«No es una buena idea gastar mucho dinero desde el principio», dice Stanley. «A veces, si comienzas con una alfombrilla realmente buena, no aprendes todos las tips corporales que son realmente necesarios para tener una práctica física más avanzada».

Decora tu espacio

Además de dejar suficiente espacio alrededor de su mat para no golpear los codos con ningún mueble, un espacio de yoga debe ser atractivo, incluso si es solo un oasis temporal en el piso de la sala de estar con la mesa de café corrida hacia atrás.

Trata de hacer de un ambiente tu área habitual de yoga. Hacer que cierta parte de la casa se familiarice como tu espacio de yoga puede ayudarte a pensar que estás saliendo de la jornada laboral, e ignorar otras distracciones llamativas de la sala de estar; este es el momento del yoga.

Toda la personalización es opcional. Este es el paso más fácil, porque siempre que no se interponga en tu camino o te distraiga, las opciones son infinitas. Los aromas también pueden ayudar a ubicarte mentalmente en el lugar adecuado. Puedes poner velas, quemar incienso, o usar un difusor de aceite. La lavanda y la salvia son especialmente apreciadas por sus efectos potencialmente relajantes. Agregar vegetación interior con plantas de interior es una de las formas favoritas de Stanley para decorar un espacio de yoga.

Cualquier cosa que te hable y te relaje en un estado mental que te permita comenzar a concentrarte en el yoga servirá. Incluso puedes meditar antes de cambiarte al yoga. El espacio de meditación en casa puede funcionar como espacio de yoga.

Controla tu estado de ánimo

Ubica tu espacio cerca de una ventana o tragaluz. La luz natural estimula la liberación de serotonina, una de las sustancias químicas que nos hace sentir felices y relajados. Si las ventanas no son una opción, puedes usar bombillas inteligentes y ajustar el brillo y los tonos cuando estés por practicar yoga.

Apóyate en los elementos

Consigue al menos dos ladrillos de yoga. Habrá ocasiones en las que, sin importar qué tan buena sea su forma y fuerza, desearás que tus brazos tengan un poco más de alcance para lograr una postura. Ahí es donde un bloque es útil. Cuando necesites plantar una mano en el piso, pero no seas lo suficientemente flexible para alcanzarlo, el bloque te permitirá prepararte.

También puedes usar bloques de otras formas, como levantar la pelvis o apoyar la cabeza en otras posiciones. Es el accesorio más útil y omnipresente. «No se trata de ayudar a la práctica», dice Stanley. «Se trata de profundizar la práctica». Otras opciones son los bolsters, que son almohadones utilizados para el apoyo en varias posturas en las que no se desea utilizar un bloque duro, y las correas, que pueden ayudarte a alcanzar los pies en poses donde se necesita flexibilidad.

Al igual que con la colchoneta y la toalla, puedes usar cosas que haya en la casa como alternativas si deseas ahorrar dinero mientras aún eres nuevo en el yoga. Pega cajas de cartón con cinta adhesiva para formar bloques. Usa libros o un cojín de sofá. Stanley incluso ha usado un bote de basura como bloque, y la correa de su perro como correa de yoga. Realmente no necesitas comprar cosas para practicar yoga, dice, aunque una vez que comiences a armar tu equipo, comenzarás a darte cuenta de la virtud de comprar elementos hecho para yoga.

Utiliza la ropa adecuada

«Debes practicar lo más cerca posible del desnudo», dice Stanley. Si te sientes cómodo practicando desnudo, hazlo. Si no puedes porque estás compartiendo tu casa, o simplemente no te convence la idea, entonces practica en ropa interior.

Si aun así no estas convencido, elige ropa de yoga más ajustada en lugar de ropa holgada y suelta. Los pantalones de yoga más ajustados te permiten estar más consciente de la postura de tu cuerpo, y menos preocupado por la tela extra que se interpone en tu camino. Es fácil encontrar una camiseta en tu guardarropa que funcione para el yoga, pero podría ser útil comprar una con un poco de estiramiento en el material para evitar que restrinja tus movimientos.

Vía

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último