8.6 C
Buenos Aires
sábado 31 de julio de 2021
Cursos de periodismo

Fabrican hieleras con cáscaras de coco

Para los productores de coco, las cáscaras son un producto de desecho que se acumula rápidamente. Mientras tanto, las personas necesitan mantener los alimentos frescos en los países cálidos donde crecen los cocos y, a menudo, usan espuma de poliestireno. Una startup con sede en Filipinas está abordando ambos problemas, confeccionando refrigeradores hechos con cáscaras de coco.

La primera marca de la compañía es Fortuna Cools, que se lanzó en 2018. Debido a que tanto poliestireno expandido, también conocido como espuma de poliestireno, termina en los océanos, los fundadores David Cutler y Tamara Mekler buscaron un material de aislamiento sostenible para crear refrigeradores duraderos y accesibles para pequeñas empresas de pescadores. Encontraron cáscaras de coco.

Capaces de proteger los frutos de los elementos y de caer de las palmeras altas, sus cáscaras son inherentemente resistentes. Pero el mercado de cáscaras es limitado y, después de cosechar la carne de coco, los agricultores suelen quemarlas. Lo que resulta en cantidades peligrosas de humo y toneladas de CO2 liberadas a la atmósfera. Al comprar las cáscaras, Fortuna Cools no solo previene esos incendios, sino que proporciona a los agricultores una fuente adicional de ingresos.

La startup ganó una subvención de 250.000 dólares estadounidenses del Ocean Innovation Challenge del PNUD en marzo pasado, y ahora ha embolsado una cantidad no revelada en una ronda de financiación inicial, mientras se prepara para lanzar un nuevo producto de consumo, Nutshell Coolers: una versión más elegante y plegable de los contenedores hechos para pescadores y otros comerciantes de alimentos.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último