14.5 C
Buenos Aires
domingo 17 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Massive Attack reduce las emisiones de carbono de los recitales en vivo

Los números merecen repetirse: el objetivo del Acuerdo de París de lograr un aumento de la temperatura global de 1,5°C, implica que las emisiones anuales de dióxido de carbono deben reducirse a la mitad en los próximos 9 años. Y eso requiere un enfoque coordinado, cooperativo y basado en datos por parte de cada industria.

En 2019, la banda británica Massive Attack le encargó al Tyndall Center for Climate Change Research un plan para reducir las emisiones de carbono asociadas con las giras de música en vivo.

El grupo proporcionó datos de sus propias giras, que fueron revisadas por investigadores que luego desarrollaron una hoja de ruta para la industria de la música. El informe y la hoja de ruta ya se han publicado, y están disponibles gratuitamente para uso público.

«Como respuesta inmediata a esta exploración sustantiva, hemos diseñado 6 módulos importantes de reducción de emisiones para nuestra gira de 2022, para probar la implementación, realizar modelos sobre aspectos prácticos y transferibles interactivos, y luego reunir todo el aprendizaje del proyecto en un importante banco de pruebas del Reino Unido, para proliferar el cambio», afirma la banda en el comunicado que presenta el proyecto.

«También estamos entusiasmados de trabajar con Dale Vince y Ecotricity para diseñar asociaciones de convergencia a medida con una variedad de escenarios y lugares de música, de modo que podamos crear una capacidad de energía renovable mucho mayor para la red del Reino Unido, ayudar a capacitar al personal de eventos para ejecutar y generar operaciones sostenibles y para introducir opciones de comida vegana en la parte delantera y trasera de los eventos», agrega el comunicado.

Las recomendaciones incluyen eliminar gradualmente los generadores diésel en los festivales, eliminar el uso de jets privados, promover los viajes en transporte público o vehículos eléctricos, y trabajar con las autoridades locales y los proveedores de transporte para aumentar las opciones de transporte público para el público una vez que finalicen los espectáculos.

«Esperamos que la hoja de ruta de Tyndall se convierta en el puntapié inicial para que la industria de la música aproveche las múltiples oportunidades de cambio que los autores del informe han brindado, y que la música en vivo pueda liderar el camino hacia la descarbonización del mundo», sigue el comunicado.

«No podemos negociar con un código rojo para la humanidad. Tenemos que dejar de calentar nuestro planeta», concluye la banda.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último