viernes 3 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Una app que permite la venta de pescado fresco directamente del pescador

Los consumidores están cada vez más al tanto de los efectos nocivos de comer pescado. Por un lado, eso está impulsando la demanda de alternativas basadas en plantas, y por otro, también está impulsando el crecimiento de la venta directa al consumidor de los productos del mar.

Una aplicación danesa que conecta a los chefs con los pescadores de bajo impacto ahora está abierta a los consumidores. Blue Lobster está cambiando la forma en que se compra y vende el pescado, al permitir que los pescadores eliminen a los intermediarios y vendan directamente a restaurantes y consumidores finales a través de un mercado digital.

Fundada en 2018, la misión de Blue Lobster era triple: brindar a los chefs un fácil acceso al pescado más fresco, desde el mismo barco; garantizar que los pescadores reciban un pago justo; y salvar la industria pesquera en pequeña escala de Dinamarca (un país pequeño, con más de 7.000 km de costa, pero el 90% del pescado que se consume en el país es importado). Y ahora los clientes que no son chefs también pueden sacar provecho del servicio.

La aplicación trabaja directamente con los pescadores utilizando técnicas de bajo impacto, para que el cliente tenga la certeza de que el marisco o pescado de su menú tiene el menor impacto medioambiental posible.

Su funcionamiento es muy simple. Los clientes compran a través de la aplicación, reciben una notificación cuando su pescado ha sido capturado, y luego lo recogen en los restaurantes que funcionan como puntos de recogida.

Blue Lobster solo trabaja con pescadores de bajo impacto, que a través de la aplicación reciben una paga dos a cuatro veces mayor por su captura que lo que recibirían de los mayoristas.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último